Crosswalk.com aims to offer the most compelling biblically-based content to Christians on their walk with Jesus. Crosswalk.com is your online destination for all areas of Christian Living – faith, family, fun, and community. Each category is further divided into areas important to you and your Christian faith including Bible study, daily devotions, marriage, parenting, movie reviews, music, news, and more.

Intersection of Life and Faith

<< Alimento Diario

Alimento Diario - 1 de Mayo, 2012

  • 2012 May 01
  • COMMENTS
  


¿Quién vive eternamente?

El mundo se acaba con sus malos deseos, pero el que hace la voluntad de Dios permanece para siempre. 1 Juan 2:17

El rey de un país del oriente pidió a sus consejeros que le presentaran una declaración que fuera apropiada en todo momento y en cualquier situación. Después de mucho pensar y discutir entre ellos, se decidieron por el siguiente enunciado: “Esto también va a pasar”.

Pedro dio el mismo consejo a los cristianos de su época, y a todos los que habrían de venir después, al decir: “Ya que todo será destruido de esa manera, ¿no deberían vivir ustedes como Dios manda, siguiendo una conducta intachable?” (2 Pedro 3:11).

Ciertamente, todo va a pasar—tanto los tiempos felices como los tristes—los palacios imperiales al igual que las más pobres viviendas. Como bien afirmó el apóstol Juan: “El mundo y sus deseos pasarán...”

Vivimos en un mundo lleno de codicia y corrupción. Pero lo que tanto tratamos de obtener—dinero, reconocimiento, reputación—también va a pasar. Podemos hacer que pongan todas nuestras posesiones junto con nosotros en la tumba, pero también allí van a pasar.

¿Qué es, entonces, lo que quedará? Si todo va a ser destruido, ¿cómo debemos conducir nuestras vidas? ¿Cómo hacemos para cumplir la voluntad de Dios?

Por nuestros propios medios nos es imposible cumplir la voluntad de Dios. Nuestras vidas son redimidas para la eternidad sólo a través de la fe que Dios nos da por el sacrificio perfecto de Cristo en la cruz. Por lo tanto, en servicio a Dios, “que no escatimó ni a su propio Hijo, sino que lo entregó por todos nosotros” (Romanos 8:32a), vivimos obedientes a su Palabra, proclamando las buenas noticias de que la salvación –la vida eterna– es el regalo de Dios para todas las personas.

ORACIÓN: Querido Dios, gracias por recordarnos de la vida eterna que nos das a través de la muerte y resurrección de Jesús. Danos fuerzas para vivir de acuerdo a tu voluntad. Amén.

Biografía del autor: Esta devoción fue escrita por Nguyen Huu Dung, quien asiste como predicador voluntario en el trabajo que realiza CPTLN en Vietnam desde 1999.

© Copyright 2011 Cristo Para Todas Las Naciones  

CRISTO PARA TODAS LAS NACIONES 
660 Mason Ridge Center Dr. 
St. Louis, MO 63021 
1-800-972-5442 
camino@lhm.org 
www.paraelcamino.com 

Archives

Follow Crosswalk.com