Crosswalk.com aims to offer the most compelling biblically-based content to Christians on their walk with Jesus. Crosswalk.com is your online destination for all areas of Christian Living – faith, family, fun, and community. Each category is further divided into areas important to you and your Christian faith including Bible study, daily devotions, marriage, parenting, movie reviews, music, news, and more.

Intersection of Life and Faith

<< Alimento Diario

Alimento Diario - 12 de Abril, 2012

  • 2016 Apr 12
  • COMMENTS
  

 

Un complot diabólico

Pero si vivimos en la luz, así como él está en la luz, tenemos comunión unos con otros, y la sangre de su Hijo Jesucristo nos limpia de todo pecado. 1 Juan 1:7

El periódico británico THE SUN publicó un artículo que decía que habían muerto 40 fanáticos de Al-Qaeda.

Lo interesante fue que no murieron asesinados en un enfrentamiento, ni por el estallido de una bomba, sino debido a una plaga bubónica, la misma plaga que arrasó con casi la mitad de la población de Europa en la Edad Media.

Según parece, dichos terroristas estaban tratando de inventar la forma de utilizar ese virus como arma contra los enemigos, cuando por alguna razón el virus infectó a muchos de los hombres en su campamento en Algeria. Lo lamentable es que hoy en día, tratada a tiempo, esa enfermedad es curable con antibióticos.

Es triste saber que esos 40 hombres murieron por no haber tomado la precaución de tener en el campamento los medicamentos que les podrían haber salvado la vida.

Pero, ¿y qué de sus almas? Las almas no se curan ni siquiera con medicamentos. Hay una sola cosas que podría haberlos curado: la sangre de Jesucristo, el Hijo de Dios, su Salvador.

Si hubieran visto el sacrificio que el Salvador hizo por ellos a través de su vida y muerte; si hubieran creído en el Señor resucitado; si hubieran confesado a Jesús como su Salvador... sus almas hubieran sido sanadas, y hubieran vivido con su Señor por toda la eternidad.

Como dijo Juan, si hubieran conocido a Jesús como su Salvador, hubieran sido sanados. Porque la sangre de Jesucristo, el Hijo de Dios, los hubiera limpiado de todo pecado. Esa sangre es la única cura para el alma que existe y que habrá de existir.

ORACIÓN: Señor Jesús, en un mundo lleno de enfermedad y odio, te doy gracias por tu amor. Por el poder de tu Espíritu Santo haz que quienes están llenos de odio encuentren el perdón que tú has comprado con tu sangre, y sean sanados. En tu nombre. Amén.

© Copyright 2011 Cristo Para Todas Las Naciones  

CRISTO PARA TODAS LAS NACIONES 
660 Mason Ridge Center Dr. 
St. Louis, MO 63021 
1-800-972-5442 
[email protected] 
www.paraelcamino.com 

Archives

Follow Crosswalk.com