Que duermas bien

Por eso me acuesto y duermo en paz, porque sólo tú, Señor, me haces vivir confiado. - Salmo 4:8

¿Logras dormir bien? Esperemos que sí, pues cuando no tenemos una buena noche de sueño todo nuestro día queda comprometido. Sin embargo, muchas son las personas que pierden el sueño por causa de las preocupaciones. No logran liberarse de los problemas que tienen, y así no logran conciliar el sueño.

¿Qué hacer? Una solución es hablar de tus problemas, compartirlos con alguien. Dios está siempre dispuesto a oírte. Ábrele tu corazón. Él se preocupa por ti. Acuérdate de Jesucristo. Él fue enviado por Dios para solucionar un gran problema: la muerte eterna. Jesús dio su vida para que tú puedas tener vida eterna. Dios te ama. Por lo tanto, confía en él y tendrás una paz y una seguridad que te ayudarán a vivir más tranquilo y a poder descansar.

ORACIÓN: Señor, llena mi vida de paz y seguridad. Ayúdame a vivir de manera más tranquila, y a tratar con mis problemas de manera sana y confiada. Amén.

© Copyright 2013 Cristo Para Todas Las Naciones

CRISTO PARA TODAS LAS NACIONES 
660 Mason Ridge Center Dr. 
St. Louis, MO 63021 
1-800-972-5442 
camino@lhm.org 
www.paraelcamino.com