Jesús es nuestro defensor

Yo sé que mi Redentor vive...Job 19:25

¿Alguna vez fuiste acusado de algo que no hiciste? Cuando nuestro nombre es manchado injustamente, nos duele mucho.

Job, el personaje bíblico del que hablábamos ayer, sintió eso en su propia piel. Al perder todo lo que tenía, Job fue acusado por sus amigos, quienes lo abandonaron en vez de consolarlo. En medio de su sufrimiento dijo: “Pongo por testigo al que habita en los cielos; el que está en las alturas es mi defensor” (Job 16:19).

En una sociedad que muchas veces es tan injusta, no desesperes ni te enojes contra quienes se burlan de ti, sino busca a Dios, aún con lágrimas en los ojos. Como dijo Job: “Yo sé que mi Redentor vive...” (Job 19:25).

ORACIÓN: Salvador Jesús, cuando la injusticia me rodee ayúdame a no entregarme a ella, sino  a confiar mi vida a tus cuidados. Amén.

© Copyright 2012 Cristo Para Todas Las Naciones

CRISTO PARA TODAS LAS NACIONES 
660 Mason Ridge Center Dr. 
St. Louis, MO 63021 
1-800-972-5442 
camino@lhm.org 
www.paraelcamino.com