Un entretenimiento usual

“Al ver a Jesús, Herodes se puso muy contento; hacía tiempo que quería verlo por lo que oía acerca de él, y esperaba presenciar algún milagro que hiciera Jesús.” Lucas 23:8

Herodes es inusual. Cuando la mayoría de las personas hacen del entretenimiento su dios, Herodes trató de hacer de Dios su entretenimiento. Quizás eso explique por qué una mujer en Memphis, Tennessee, está convencida que Elvis ha poseído el control remoto de su televisor. Dice que sabe que esto es cierto porque un vidente le ha dicho que el espíritu de Elvis visita la casa, que una vez fue propiedad del “rey”. Su presencia se demuestra cuando la televisión cambia de canales por sí sola, las canillas se abren, y las puertas se golpean.

Es probable que esta mujer disfrute esas visitas del “rey”, pero los cristianos preferimos ser visitados por EL REY. Su presencia cambia almas, no canales de televisión. Su sangre no golpea las puertas, sino que abre las puertas del cielo. Su presencia no es anunciada por videntes, sino que viene a través de la Palabra.

El día que Herodes desafió a Jesús a entretenerlo, sin duda alguna se desilusionó. Esa misma desilusión será compartida con muchos otros que piensan que el objetivo final de la vida es el entretenimiento. Es mucho mejor encontrar al Salvador, que vino a este mundo a vivir, morir, y resucitar para que podamos tener vida, y vida abundante (Juan 10:10).

ORACIÓN: Querido Señor Jesús,permíteme verte como mi Salvador y mi Rey. Amén.

© Copyright 2011 Cristo Para Todas Las Naciones  

CRISTO PARA TODAS LAS NACIONES 
660 Mason Ridge Center Dr. 
St. Louis, MO 63021 
1-800-972-5442 
camino@lhm.org 
www.paraelcamino.com