Crosswalk.com aims to offer the most compelling biblically-based content to Christians on their walk with Jesus. Crosswalk.com is your online destination for all areas of Christian Living – faith, family, fun, and community. Each category is further divided into areas important to you and your Christian faith including Bible study, daily devotions, marriage, parenting, movie reviews, music, news, and more.

Intersection of Life and Faith

<< Alimento Diario

Alimento Diario - 19 de Enero

  • 2014 Jan 19
  • COMMENTS
  

 

Mi nombre

Pero ahora, así dice el SEÑOR, el que te creó, Jacob, el que te formó, Israel: “No temas, que yo te he redimido; te he llamado por tu nombre; tú eres mío”. Isaías 43:1

Se dice que, si uno quiere hacer una primera buena impresión en alguien, debe llamarle por su nombre. A todos nos gusta que los demás recuerden quiénes somos.

Si esto es cierto, entonces hay un congresista que está en problemas. Les explico por qué.

El 12 de diciembre del 2010, el Sargento Sean Collins, quien estaba sirviendo en Afganistán luego de haber servido dos veces en Iraq, fue asesinado por un asesino bomba.

Para demostrar su apoyo, el congresista de los padres de Sean les envió una carta de simpatía, una respuesta apropiada en tales circunstancias.

El problema es que, en vez de referirse a él en la carta como Sean, se equivocó y lo llamó Byrn. Comentando sobre tal error, los padres de Sean dijeron: “Nos tomó por sorpresa… pensamos que lo más probable es que sea una carta universal que llenan, y ni siquiera se tomaron el tiempo de cambiarle el nombre; realmente nos desilusionó mucho”.

A mí también me desilusionaría.

Menos mal que, como cristianos, eso es algo de lo que no tenemos que preocuparnos. Es cierto que “Dios amó al mundo”, pero también es cierto que Dios nos ama a cada uno de nosotros como individuos.

El Señor escucha las oraciones que hacemos como iglesia, pero también las que nacen en el corazón de cada uno de nosotros.

El Señor perdona pecados, pero no sólo los pecados en general, sino cada uno de los que cometemos… los pecados especiales, los pecados grandes, los pecados que no nos dejan dormir tranquilos, aun aquéllos que creemos que son tan malos que no pueden ser perdonados.

Todo esto significa que el Señor que nos creó y formó, y que envió a su único Hijo para redimirnos, nos ha llamado por nuestro nombre… somos suyos.

ORACIÓN: Padre celestial, te damos gracias por habernos creado y redimido, y por sostenernos en la vida. Ayúdame a caminar en tus pasos. En el nombre de Jesús. Amén.

© Copyright 2010 Cristo Para Todas Las Naciones  

CRISTO PARA TODAS LAS NACIONES 
660 Mason Ridge Center Dr. 
St. Louis, MO 63021 
1-800-972-5442 
camino@lhm.org 
www.paraelcamino.com 

Archives

Follow Crosswalk.com