Vivir en libertad

De modo, hermanos, que no somos hijos de la esclava, sino de la libre.Gálatas 4:31 (4:21-31)

El antagonismo que experimentan hoy en día árabes e israelíes viene de los tiempos en que nacieron Ismael e Isaac, los hijos de Abrahán. Dios había advertido a Abrahán que habría enemistad entre los dos pueblos, porque Ismael nació de la esclava de Abrahán y no de su legítima esposa.

San Pablo usa ahora esta situación para explicarles a los miembros de la iglesia en Galacia que los que nacieron de nuevo por la gracia de Dios, y mediante el perdón de los pecados, son ahora declarados hijos de Dios. Los de Galacia, y los creyentes de hoy en día, vivimos en esa gracia. Somos hijos de la promesa, vivimos en la libertad que Cristo nos consiguió. Ser libres de la condenación eterna, y libres de tener que cumplir la ley para alcanzar la salvación, nos permite vivir en alegría, confiados en el poder y la gracia de Dios y prontos para servir a todos a quienes Dios pone en nuestro camino.

Sin embargo, sabemos que fácilmente nos esclavizamos a nuestras culpas, a nuestros temores, y a nuestras inseguridades. ¿Qué es lo que sucede? El hijo de la esclava, nuestro viejo hombre contaminado por el pecado, sigue vivo, desafiando constantemente la libertad que Jesús nos consiguió mediante su muerte y resurrección. San Pablo nos anima a “gritar de alegría” y a “gritar de júbilo”, porque somos hijos de la promesa. Gritar aquí significa expresarse con toda la fuerza interior, la fuerza de las emociones y del espíritu. Y como somos hijos de libertad, podemos expresar el amor que Dios nos mostró en Jesús en forma espontánea y generosa dondequiera que estemos.

Gracias, Padre, por habernos adoptados como hijos libres. Ayúdanos a alegrarnos en esa libertad, y a compartir nuestra alegría con las personas que tú pones a nuestro lado. Amén.

Rev. Dr. Héctor Hoppe

© Copyright 2013 Cristo Para Todas Las Naciones

CRISTO PARA TODAS LAS NACIONES 
660 Mason Ridge Center Dr. 
St. Louis, MO 63021 
1-800-972-5442 
camino@lhm.org 
www.paraelcamino.com