Limpieza total

Después de mirar todo a su alrededor, se fue a Betania con los doce, pues ya estaba anocheciendo. -  Marcos 11:11 (1-11)

Lunes de Semana Santa

¿Se habrán desilusionado aquellos que entraron con Jesús a Jerusalén y lo acompañaron al templo? Porque fue una gran entrada pero, aparentemente, nada más que eso. A simple vista, pareciera que ese domingo Jesús no hizo nada. Sólo entró, observó todo, y luego se fue porque estaba oscureciendo.

Ese domingo Jesús vio muchas cosas. Vio personas orando, aprendiendo, haciendo sociales, comprando y vendiendo animales para el sacrificio, cambiando dinero. Vio personas enterándose de las noticias que traían los visitantes que venían del extranjero. Seguramente también vio y sintió cómo algunos tramaban cosas diabólicas, y cómo los jefes de los sacerdotes y los fariseos lo miraban con recelo y maquinaban atraparlo para deshacerse de él.

Pero Jesús no se apuró. Había muchas cosas que arreglar en la ‘casa de su Padre’ –así es como Jesús llamaba al templo–. Como ese día ya no quedaba mucho tiempo, Jesús se retira y se va a la casa de sus amigos en Betania, donde hay gran alegría porque todavía estaban festejando la resurrección de Lázaro. Seguramente allí compartió con ellos las cosas que había visto. Seguramente también oró y meditó en todo lo que estaba pasando, y planeó las actividades para el día siguiente, cuando echó a los usureros y ladrones que esquilmaban a las personas que iban al templo a adorar a Dios.

¿Cómo está el templo de tu corazón? Cualquiera sea el estado en el que se encuentre tu corazón, recuerda que Jesús quiere entrar en él. Para eso vino al mundo: para entrar, limpiar, y ocupar tu corazón. Su venida no tuvo ningún otro propósito, sino el de entrar en tu corazón para llenarlo de paz, para habitar en él, y para llevarte al cielo.

Gracias, Padre, porque enviaste a Jesús a limpiar nuestro corazón con su propia sangre. Amén.

Rev. Dr. Héctor Hoppe

© Copyright 2013 Cristo Para Todas Las Naciones

CRISTO PARA TODAS LAS NACIONES 
660 Mason Ridge Center Dr. 
St. Louis, MO 63021 
1-800-972-5442 
camino@lhm.org 
www.paraelcamino.com