Crosswalk.com aims to offer the most compelling biblically-based content to Christians on their walk with Jesus. Crosswalk.com is your online destination for all areas of Christian Living – faith, family, fun, and community. Each category is further divided into areas important to you and your Christian faith including Bible study, daily devotions, marriage, parenting, movie reviews, music, news, and more.

Intersection of Life and Faith

<< Alimento Diario

Alimento Diario - 26 de Diciembre

  • 2011 Dec 26
  • COMMENTS
  

 

Escuchemos y anunciemos

Naciones, escuchen la palabra del Señor, y anuncien en las costas más lejanas: ‘El que dispersó a Israel, lo reunirá; lo cuidará como un pastor a su rebaño’. Jeremías 31:10

Este texto tiene dos aplicaciones. Primero, Dios desea que escuchemos su Palabra; segundo, el Señor quiere que la anunciemos en todas partes.

Jesús nació como Rey de los judíos, pero la salvación que él obtuvo fue para todas las naciones, para ser anunciada “a las costas más lejanas”.

Antes que Jesús naciera, los judíos estaban apartados de la presencia de Dios por haber desobedecido sus mandatos y adorado a dioses falsos, olvidando a quien siempre los había protegido. Por esa razón, Dios los había dispersado.

Aunque no lo merecían, Dios, en su gracia, prometió reunirlos de nuevo en torno a Él. Pero para ello era necesario un sacrificio… no ya el sacrificio de un cordero, sino el sacrificio perfecto del Pastor de las ovejas, así como lo anuncia el profeta Jeremías.

El Buen Pastor recogerá a todos los dispersos y perdidos, los perdonará, y los unirá como pueblo que adora al único y verdadero Dios. El Buen Pastor no sólo juntará el rebaño, sino que también lo cuidará para que nunca más sea dispersado.

Cada ser humano es una oveja perdida, desobediente y servidora de otros dioses. El Buen Pastor vino en su rescate, para hacerlas parte de su rebaño. Él las ha perdonado y las lleva consigo a su redil.  Él nos cuida para que nunca más nos apartemos.

El mensaje que escuchamos, y que debemos difundir, es que Dios, en su gran amor, ha tenido misericordia de nosotros, nos ha rescatado, y quiere que todos recibamos esta bendición.

ORACIÓN: Padre Celestial, gracias por ser mi Buen Pastor. Amén.

© Copyright 2011 Cristo Para Todas Las Naciones

CRISTO PARA TODAS LAS NACIONES 
660 Mason Ridge Center Dr. 
St. Louis, MO 63021 
1-800-972-5442 
camino@lhm.org 
www.paraelcamino.com 

Archives

Follow Crosswalk.com