Crosswalk.com aims to offer the most compelling biblically-based content to Christians on their walk with Jesus. Crosswalk.com is your online destination for all areas of Christian Living – faith, family, fun, and community. Each category is further divided into areas important to you and your Christian faith including Bible study, daily devotions, marriage, parenting, movie reviews, music, news, and more.

Intersection of Life and Faith

<< Alimento Diario

Alimento Diario - 26 de Junio

  • 2011 Jun 26
  • COMMENTS
  


Nuestro futuro

Porque yo sé muy bien los planes que tengo para ustedes —afirma el Señor—, planes de bienestar y no de calamidad, a fin de darles un futuro y una esperanza. Jeremías 29:11

Uno de mis amigos más queridos trabaja como agente en la bolsa de valores.

Un tiempo atrás recibió una carta de un individuo cuyo nombre no puede revelar.

Junto con la carta, había un sobre con una estampilla de correo. En parte, la carta decía: “En el sobre adjunto sea tan amable de enviarme información acerca de cómo se ve el futuro de los negocios en los próximos seis meses”.

Después de reírse un rato, mi amigo escribió: “Estimado señor, por el precio de una estampilla usted quiere que le diga lo que mucha gente quiere saber. Le aseguro que mi compañía me garantizaría trabajo por el próximo siglo y me daría una cantidad de dinero ilimitada, si yo pudiera dar una respuesta correcta a su pregunta. Pero la verdad es que no lo sé, y me atrevo a decirle que nadie más lo sabe”.

Mi amigo estaba casi en lo cierto. Casi.

Ningún hombre o mujer sabe qué le depara el futuro. No sabemos el futuro de nuestro país; no sabemos qué le espera a nuestra comunidad, ni a la bolsa de valores, ni qué nos espera en los próximos diez minutos de nuestra propia vida.

Ningún hombre sabe cómo será el futuro en seis años, seis meses, o seis segundos.

Nadie sabe. Excepto Dios. Y como él sabe lo que está en nuestro futuro, nos provee con respuestas para nuestra vida ahora, y en el futuro. Primero que todo, nos dice: “Confía en mí”.

Y quienes lo hacen se dan cuenta de que no hay nada ni ahora ni en el futuro que nos podrá separar del amor que recibimos de él por medio de Jesucristo, nuestro Señor.

ORACIÓN: Padre Celestial, en tu sabiduría no me has permitido ver el futuro. Ayúdame a que, por medio del poder del Espíritu Santo, encomiende tanto mi presente como mi futuro, en tus manos. En el nombre de Jesús. Amén.

De una devoción escrita originalmente para “By the Way”

© Copyright 2011 Cristo Para Todas Las Naciones

CRISTO PARA TODAS LAS NACIONES 
660 Mason Ridge Center Dr. 
St. Louis, MO 63021 
1-800-972-5442 
camino@lhm.org 
www.paraelcamino.com 

Archives

Follow Crosswalk.com