Crosswalk.com aims to offer the most compelling biblically-based content to Christians on their walk with Jesus. Crosswalk.com is your online destination for all areas of Christian Living – faith, family, fun, and community. Each category is further divided into areas important to you and your Christian faith including Bible study, daily devotions, marriage, parenting, movie reviews, music, news, and more.

Intersection of Life and Faith

<< Alimento Diario

Alimento Diario - 3 de Julio

  • 2011 Jul 03
  • COMMENTS
  

No deberás

Pues todos han pecado y están privados de la gloria de Dios, pero por su gracia son justificados gratuitamente mediante la redención que Cristo Jesús efectuó. Romanos 3:23-24

De acuerdo con lo que dice una página de seguros en Internet, el 80% de los accidentes automovilísticos se producen debido a distracciones. Según la lista que allí proveen, una de las razones por las cuales se producen accidentes es porque las personas comen mientras van manejando.

Aun cuando no creo ser un conductor extremadamente cuidadoso, nunca se me hubiera ocurrido manejar comiendo alguna de las cosas que se mencionan en el artículo. Por ejemplo, hay personas que mientras manejan van tomando sopa, o comiendo pollo frito, o costillas de cerdo... Pero por más que las compañías de seguro o las autoridades públicas establezcan reglas y leyes para mantener segura a la población, muchos nos las siguen ni las cumplen.

Lo mismo sucede con los mandamientos que nos dio el Señor. Aun cuando sepamos que Dios puso reglas y leyes para nuestro propio bien, muchas veces nos rehusamos a seguirlas y cumplirlas, desobedeciendo así a Dios.

Esa desobediencia es parte de nuestra naturaleza pecadora que nos hace creer que sabemos más que Dios, por lo que no lo necesitamos. Pero al rebelarnos de esa forma, nos estamos olvidando que no somos más que simples criaturas, y que Dios es nuestro Creador, dador, y sustentador de todo lo que tenemos y somos.

Queridos amigos, recordemos siempre que, si fuimos perdonados de nuestros pecados y justificados ante el Señor, es porque  Jesús estuvo dispuesto a cargar con nuestro castigo y entregar su propia vida en nuestro lugar.

ORACIÓN: Padre celestial, perdóname por pensar que sé más que tú. Acepta mi agradecimiento por enviar a tu Hijo, quien asumió mi castigo para que yo pudiera ser perdonado. En el nombre de Jesús. Amén.

CRISTO PARA TODAS LAS NACIONES 
660 Mason Ridge Center Dr. 
St. Louis, MO 63021 
1-800-972-5442 
camino@lhm.org 
www.paraelcamino.com 

Archives

Follow Crosswalk.com