Crosswalk.com aims to offer the most compelling biblically-based content to Christians on their walk with Jesus. Crosswalk.com is your online destination for all areas of Christian Living – faith, family, fun, and community. Each category is further divided into areas important to you and your Christian faith including Bible study, daily devotions, marriage, parenting, movie reviews, music, news, and more.

Intersection of Life and Faith

<< Alimento Diario

Alimento Diario - 27 de Marzo

  • 2016 Mar 27
  • COMMENTS
  

“Me negarás tres veces”

Mientras Pedro estaba abajo en el patio, pasó una de las criadas del sumo sacerdote. Cuando vio a Pedro calentándose, se fijó en él. —Tú también estabas con ese nazareno, con Jesús —le dijo ella. Pero él lo negó: —No lo conozco. Ni siquiera sé de qué estás hablando. Y salió afuera, a la entrada. Cuando la criada lo vio allí, les dijo de nuevo a los presentes: —Éste es uno de ellos. Él lo volvió a negar. Poco después, los que estaban allí le dijeron a Pedro: —Seguro que tú eres uno de ellos, pues eres galileo. Él comenzó a echarse maldiciones. — ¡No conozco a ese hombre del que hablan! —les juró. Al instante un gallo cantó por segunda vez. Pedro se acordó de lo que Jesús le había dicho: “Antes de que el gallo cante por segunda vez, me negarás tres veces”. Y se echó a llorar.

Marcos 14:66-72

Jesús sabía lo que iba a suceder. Apenas unas horas antes había dicho: “Simón, Simón, mira que Satanás ha pedido zarandearlos a ustedes como si fueran trigo. Pero yo he orado por ti, para que no falle tu fe. Y tú, cuando te hayas vuelto a mí, fortalece a tus hermanos.” “Señor—respondió Pedro--, estoy dispuesto a ir contigo tanto a la cárcel como a la muerte.” “Pedro, te digo que hoy mismo, antes que cante el gallo, tres veces negarás que me conoces” (Lucas 22:31-34).

¿Cómo pudo Pedro negar a su Señor? ¿Cómo pudo Jesús dejarlo? ¿Le ha dado alguna vez la espalda a Jesús?

Hay padres que les dan la espalda a sus hijos porque estos hacen malas elecciones. También hay hijos que le dan la espalda e ignoran a sus padres cuando estos se vuelven ancianos. Cada ejemplo de rechazo y de relación quebrantada revela una separación más profunda: una separación de Dios. Cada pecado muestra un corazón que está dispuesto a darle la espalda a Dios y alejarse de Él.

Pero Jesús tenía buenas noticias para Pedro. “Cuando te hayas vuelto a mí, fortalece a tus hermanos”. Lo mismo es con nosotros. Jesús está orando e intercediendo por nosotros cada vez que le damos la espalda. A través del arrepentimiento siempre podemos volver a sus brazos abiertos. Así como lo hizo con Pedro, Jesús está dispuesto a darnos nuevas oportunidades para que seamos testigos de que todas las cosas son hechas una en Cristo (ver Juan 21:15-19).

ORACIÓN: Señor Jesús, gracias por darnos una segunda oportunidad, y una tercera, y una cuarta, y por unirnos como familia de Dios. Amén.

© Copyright 2011 Cristo Para Todas Las Naciones

CRISTO PARA TODAS LAS NACIONES 
660 Mason Ridge Center Dr. 
St. Louis, MO 63021 
1-800-972-5442 
[email protected] 
www.paraelcamino.com 

Archives

Follow Crosswalk.com