¿Sin fuerzas?

Pero los que confían en el Señor recobran las fuerzas y levantan el vuelo, como las águilas; corren, y no se cansan; caminan, y no se fatigan. - Isaías 40:31

¿Dormiste bien la noche pasada? ¿Cómo te sientes? Tan importante para la vida, como el alimento y el agua, el sueño nos renueva y fortalece. Es difícil explicar el sueño y su importancia. Sin embargo, se sabe que después de cien o incluso ciento veinte horas sin dormir, podemos llegar a sufrir alucinaciones. Con certeza, la mayoría de nosotros no ha tenido que pasar por esa experiencia, pero podemos entender lo que significa estar cansado al punto de no tener fuerzas.

Cuando estamos exhaustos, a punto de perder todas las fuerzas, necesitamos oír lo que la palabra de Dios nos dice por medio del profeta Isaías: “Pero los que confían en el Señor recobran las fuerzas y levantan el vuelo, como las águilas; corren, y no se cansan; caminan, y no se fatigan” (Isaías 40:31). Jesús fue hasta el límite de sus fuerzas para salvarnos. Confía en él.

ORACIÓN: Señor Jesús, cuando estamos tan cansados que nos faltan las fuerzas y la disposición para las tareas del día, ayúdanos. Recuérdanos que tú eres nuestro único refugio y fortaleza. Amén.

© Copyright 2012 Cristo Para Todas Las Naciones

CRISTO PARA TODAS LAS NACIONES 
660 Mason Ridge Center Dr. 
St. Louis, MO 63021 
1-800-972-5442 
camino@lhm.org 
www.paraelcamino.com