Crosswalk.com aims to offer the most compelling biblically-based content to Christians on their walk with Jesus. Crosswalk.com is your online destination for all areas of Christian Living – faith, family, fun, and community. Each category is further divided into areas important to you and your Christian faith including Bible study, daily devotions, marriage, parenting, movie reviews, music, news, and more.

Intersection of Life and Faith

<< Alimento Diario

Alimento Diario - 29 de Diciembre

  • 2010 Dec 29
  • COMMENTS
  

A desarmar y guardar

María, por su parte, guardaba todas estas cosas en su corazón, y meditaba acerca de ellas.  Lucas 2:19

A algunas personas les gusta desarmar el arbolito y guardar los adornos de Navidad enseguida, mientras que otras no lo hacen hasta después del Día de Reyes, o Epifanía. Personalmente, no quiero ni pensar en el tedioso proceso de desarmar el arbolito y acomodar las guirnaldas de luces y los adornos nuevamente en sus cajas.

Cada año pienso que deberíamos decorar menos y deshacernos de algunos adornos. Pero, cuando llega el momento de hacerlo, al sacar cada adorno recordamos las pequeñas manitos que lo hicieron, o la Navidad en que lo recibimos como regalo, y no logramos desprendernos de ellos. Ninguno tiene un gran valor monetario, pero los recuerdos que nos traen son impagables.

¿Qué guardó María de su primera Navidad? No guardó restos de Jesús, o un mechón de sus cabellos, o una muda de sus ropas. Ninguna de esas cosas es de valor. Ni siquiera el establo donde Jesús nació o el pesebre que le sirvió de cuna tienen un valor especial.

Lo que María guardó después de la Navidad lo guardó en su corazón, no en una caja: ella guardó el recuerdo de las palabras que Dios le había dicho - de sus promesas - de su fidelidad. María no guardó las cosas superficiales de la Navidad, sino la raíz, el corazón radical de lo que Dios había hecho.

¿Qué va a guardar usted esta Navidad? Cuando todo esté nuevamente guardado hasta el año que viene, ¿qué quedará en su corazón?

ORACIÓN: Querido Jesús, ayúdame a recordar tu amor. Cuando las celebraciones se conviertan en sufrimientos y vengan los días de preocupación y problemas, ayúdame a recordar que tu amor me ha dado el mayor regalo de todos. Amén.

© Copyright 2010 Cristo Para Todas Las Naciones 

CRISTO PARA TODAS LAS NACIONES 
660 Mason Ridge Center Dr. 
St. Louis, MO 63021 
1-800-972-5442 
camino@lhm.org 
www.paraelcamino.com 

Archives

Follow Crosswalk.com