Crosswalk.com aims to offer the most compelling biblically-based content to Christians on their walk with Jesus. Crosswalk.com is your online destination for all areas of Christian Living – faith, family, fun, and community. Each category is further divided into areas important to you and your Christian faith including Bible study, daily devotions, marriage, parenting, movie reviews, music, news, and more.

Intersection of Life and Faith

<< Alimento Diario

Alimento Diario - 29 de Marzo

  • 2014 Mar 29
  • COMMENTS
  


Consumado es

Cuando Jesús probó el vinagre, dijo “Consumado es”; luego inclinó la cabeza y entregó el espíritu.Juan 19:30 (23-30)

Viernes Santo

Cuando era niño, los Viernes Santos sucedía algo especial en mi congregación: ¡el templo se llenaba! Yo veía a personas que de ordinario no participaban en las actividades de la iglesia. ¿Cuál era el motivo? Parecía que aun en los cristianos tibios y fríos (o nominales), la crucifixión y muerte de Jesús el Viernes Santo producía una especie de temor, o reverencia, o alguna suerte de arrepentimiento transitorio.

¿Qué produce en ti el Viernes Santo? Dejaré que tú respondas a conciencia esa pregunta con la ayuda del Espíritu de Dios. En verdad, es más importante saber lo que el primer Viernes Santo produjo: la salvación de toda la humanidad mediante el sacrificio del Hijo Santo de Dios. La clave de esto la dio el mismo Jesús cuando exclamó sus últimas palabras: “Consumado es.” La palabra griega que usa el evangelista Juan para “consumado es” es tetéleszai, que se traduce mejor: “está completo o perfecto”. En la cruz Jesús estaba cumpliendo con todo lo que el Padre le había pedido que hiciera; estaba también ocupando el  lugar que nos correspondía a nosotros como castigo por nuestros pecados. Así, Jesús cumplió en forma completa y perfecta todo lo que hacía falta para que nosotros recibiéramos el perdón de nuestros pecados. ¡Nuestra salvación está consumada gracias a Jesús!

El Viernes Santo sigue produciendo en mí una especie de reverencia no igualada por ninguna otra cosa. Me invita a pensar en profundidad en cuánto Dios me ama, y en lo que estuvo dispuesto a hacer para recibirme como hijo suyo para siempre.

Gracias, Padre, por la perfecta obra de amor de Jesús, que me libro a mí de pasar por la cruz. Amén.

Rev. Dr. Héctor Hoppe
© Copyright 2013 Cristo Para Todas Las Naciones

CRISTO PARA TODAS LAS NACIONES 
660 Mason Ridge Center Dr. 
St. Louis, MO 63021 
1-800-972-5442 
camino@lhm.org 
www.paraelcamino.com 

Archives

Follow Crosswalk.com