Crosswalk.com aims to offer the most compelling biblically-based content to Christians on their walk with Jesus. Crosswalk.com is your online destination for all areas of Christian Living – faith, family, fun, and community. Each category is further divided into areas important to you and your Christian faith including Bible study, daily devotions, marriage, parenting, movie reviews, music, news, and more.

Intersection of Life and Faith

<< Alimento Diario

Alimento Diario - 29 de Noviembre

  • 2010 Nov 29
  • COMMENTS
  

Un regalo dispuesto a pelear

(Dios hablándole a Satanás) "Pondré enemistad entre tú y la mujer, y entre tu simiente y la de ella; su simiente te aplastará la cabeza, pero tú le morderás el talón." Génesis 3:15

¿Qué tiene que ver este texto aquí? Nada sobre ángeles, nada sobre pastores, nada sobre niños o pesebres, o siquiera trineos y Santa Claus. ¿Qué tiene que ver este texto con el Adviento o la Navidad? ¿Puede imaginar una canción de Navidad basada en esas palabras?

Cuando éramos niños y alguien decía: "No voy a ser más tu amigo", respondíamos: "¿Es una amenaza o una promesa?" Estas palabras registradas en el libro de Génesis, son las dos cosas: una amenaza y una promesa. Son la promesa de Dios de amenazar a nuestro peor enemigo. ¡Dios promete luchar por usted y por mí!

En la escuela secundaria donde yo iba era común que los más grandes se abusaran de los más chicos. Lo vi en muchos de mis compañeros. Pero también estaba Kip, uno de mis amigos de la iglesia. Kip estaba en el último año, y medía más de seis pies de alto. No sé si él se daba cuenta, pero a mí nadie me molestaba cuando él estaba cerca.

Eso es lo que Dios les prometió a Adán y Eva. Su "simiente" - el descendiente que Dios había prometido - eliminaría al enemigo. Nuestro enemigo nos acusa. Después de todo, él tiene prueba de que somos culpables. Pero Dios dice: "Les voy a enviar un campeón. Él los va a defender. No tienen por qué tener miedo". Quizás en esta época de Adviento usted tenga muchas razones para estar preocupado. Enfermedades, incertidumbres, pecados, y hasta el mismo Satanás, son sus enemigos. Pero recuerde que tiene un Salvador radical que está dispuesto a pelear por usted.

ORACIÓN: Señor, necesito tu ayuda. En este momento necesito que cambies hasta la misma raíz de mi vida. Refréscame con la promesa del Salvador que derrotó a mi enemigo. Amén.

© Copyright 2010 Cristo Para Todas Las Naciones

CRISTO PARA TODAS LAS NACIONES 
660 Mason Ridge Center Dr. 
St. Louis, MO 63021 
1-800-972-5442 
camino@lhm.org 
www.paraelcamino.com 

Archives

Follow Crosswalk.com