El fruto del sacrificio de Cristo

De cierto, de cierto les digo que, si el grano de trigo no cae en la tierra y muere, se queda solo; pero si muere, lleva mucho fruto. - Juan 12:24

En el capítulo 12 del Evangelio de Juan, Jesús explica de manera simple y eficaz su misión, dejando muy claro que los acontecimientos que en breve ocurrirían eran parte de un plan perfectamente elaborado por Dios. Y para que este plan lograse su objetivo era necesario que Jesús muriera en la cruz. Así como es necesario que el grano de trigo muera para que dé muchos frutos, fue necesario que Jesucristo muriera por nosotros en la cruz y así diera su fruto.

Pero, ¿cuál es el fruto del sacrificio de Jesús? Es la salvación de todos los que confían en Jesús. Sí, Cristo murió para darnos el regalo del perdón de todos los pecados. Y esta salvación es para todos. Quien confía y cree que Cristo murió para pagar por nuestros pecados, tiene la salvación. Dios es justo. Él afirmó que la paga del pecado es la muerte y, por lo tanto, alguien tendría que pagar con la muerte por nuestros pecados. Pero necesitaría ser alguien sin pecado. Como todos los seres humanos somos pecadores, Dios envió a Jesús, su Hijo perfecto, a dar su vida para la salvación de muchos.

Y Cristo cumplió su misión. En aquel viernes santo, él voluntariamente se entregó a la muerte en la cruz. Él sabía que le era necesario morir para que nosotros pudiéramos vivir. Esta noticia no solamente toca nuestro corazón, sino que lo transforma. Con fe en Jesús estamos completamente perdonados. Y gracias a Cristo tenemos vida eterna, pues nuestra salvación es fruto del sacrificio de Cristo. Acuérdate siempre de eso.

ORACIÓN: Gracias, Señor Jesús, porque me perdonaste completamente. Sé que cometo muchos pecados. Ayúdame a confiar cada vez más en ti y a compartir la alegría de la salvación para que más personas vengan a confiar en ti como el Salvador. Amén.

© Copyright 2013 Cristo Para Todas Las Naciones

CRISTO PARA TODAS LAS NACIONES 
660 Mason Ridge Center Dr. 
St. Louis, MO 63021 
1-800-972-5442 
camino@lhm.org 
www.paraelcamino.com