Crosswalk.com aims to offer the most compelling biblically-based content to Christians on their walk with Jesus. Crosswalk.com is your online destination for all areas of Christian Living – faith, family, fun, and community. Each category is further divided into areas important to you and your Christian faith including Bible study, daily devotions, marriage, parenting, movie reviews, music, news, and more.

Intersection of Life and Faith

<< Aventuras en la Historia Sagrada

Dios Sabe...Cuando Alguien Me Defrauda, Parte 2 - Aventuras en la Historia Sagrada - La Semana del 4 de Septiembre

  • 2017 Sep 04
  • COMMENTS

Dios Sabe...Cuando Alguien Me Defrauda - Parte 2
"No estaré mucho tiempo más con ustedes," les dijo Jesús a sus discípulos. "A donde yo voy ustedes no pueden ir." Los discípulos sentían temor cuando Jesús les decía que se iría. "Señor, ¿a dónde vas?" preguntó Pedro. "Tu no puedes seguirme ahora," le dijo Jesús. "¿Por qué no?" preguntó Pedro. "Aun si todos te abandonan, yo no lo haré. ¡Yo daría mi vida por ti!" "¿Lo harías, Pedro?" respondió Jesús. "Esta noche todos ustedes serán esparcidos. Y tu Pedro, esta misma noche, antes de que el gallo cante dos veces, me habrás negado tres veces." Pedro no le creyó.
 
Defraudado
Más tarde, Pedro, Santiago y Juan fueron con Jesús al huerto del Getsemaní a orar. Jesús se fue un poco más allá de los discípulos para orar a solas. "Padre, si quieres, pasa de mí esta copa; pero no se haga mi voluntad, sino la tuya.” Tres veces Jesús oró fervientemente. Y tres veces regresó para encontrar a sus amigos durmiendo cuando Él necesitaba su apoyo. La tercera vez, Jesús los despertó diciendo, "Levántense, debemos irnos. Vean, mi traidor ha llegado."
 
Soldados Romanos y sacerdotes rodearon a Jesús. Jesús no se resistió cuando Judas se acercó a darle un beso para indicar que Él era el hombre que debían arrestar. Los discípulos asustados vieron a los soldados atar las manos de Jesús. "Vámonos de aquí," sugirió Pedro. Todos los discípulos abandonaron a Jesús y huyeron.
 
Pedro y Juan reunieron suficiente valor como para seguir a la turba hacia el palacio de Anás, el sumo sacerdote. Ahí, interrogaron a Jesús y lo maltrataron pero Anás no encontró base para sus acusaciones. Así que ordenó a los soldados que llevaran a Jesús a Caifás, el otro sumo sacerdote.
 
Mientras Pedro se calentaba las manos en el fuego afuera en el patio, una joven sirviente le preguntó, "¿No eres tú uno de los discípulos de ese hombre?" "No lo soy," dijo Pedro y el gallo cantó. De nuevo, alguien reconoció a Pedro. "Este hombre estaba con Jesús de Nazaret." Temeroso, Pedro declaró, "¡Yo no conozco a ese hombre!"
 
Como una hora más tarde, un sirviente le preguntó a Pedro, "¿Acaso no te vi en huerto con Él? Además, tu hablas como un Galileo." Esta vez, Pedro se enfureció. Con maldiciones negó el conocer a Jesús. El gallo cantó nuevamente. De pronto, Pedro recordó las palabras de Jesús. Levantó la mirada justo a tiempo para ver a Jesús mirándolo con amor.
 
Jesús nos responde a nosotros de la misma manera en que le respondió a Pedro. Cuando yo lo defraudo, Él me mira con amor. Me ofrece su perdón. Y si alguien me defrauda a mí, Jesús me ayuda a responder de la misma manera en que Él lo hizo. 
 
Tu Historia Preferida
PO Box 8
Niles, MI 49120
1-888-847-8854 (USA)
269-471-7176
[email protected]

For more information please visit Tu Historia Preferida on OnePlace.com!


Archives