Crosswalk.com aims to offer the most compelling biblically-based content to Christians on their walk with Jesus. Crosswalk.com is your online destination for all areas of Christian Living – faith, family, fun, and community. Each category is further divided into areas important to you and your Christian faith including Bible study, daily devotions, marriage, parenting, movie reviews, music, news, and more.

Intersection of Life and Faith

<< Aventuras en la Historia Sagrada

La Voz en el Desierto - Aventuras en la Historia Sagrada - La Semana del 1 de Febrero

  • 2016 Feb 01
  • COMMENTS

La Voz en el Desierto

“Y hubo una voz de los cielos que decía: ‘Este es mi hijo amado en quien tengo complacencia.’”  - Mateo 3:17

Juan se parecía a los profetas de la antigüedad. Usaba las ropas toscas del desierto: un manto de piel de camello y un cinto de cuero. Por cierto, él mismo se llamaba "la voz de uno que clama en el desierto." Algunas personas inclusive pensaron que Juan era uno de los profetas que había resucitado. La excitación era general porque todos trataban de escuchar el mensaje urgente de este predicador, "Arrepiéntanse porque el reino de los cielos se ha acercado."

Toda clase de personas caminaban a través del desierto para encontrar a Juan. Ricos, sacerdotes orgullosos y gobernadores aparecían montados en carruajes o camellos. Muchos de los que escuchaban a Juan predicar llegaron a creer el mensaje de que Cristo vendría muy pronto y pidieron ser bautizados. Querían estar listos para cuando el Salvador estableciera ese "Reino de los cielos."

Un día, Jesús bajó a la orilla del agua y pidió a Juan que lo bautizara; pero Juan vacilando le dijo, "Yo necesito ser bautizado por ti y ¿tú vienes a mí? "Deja ahora," dijo Jesús gentilmente, "porque así conviene que cumplamos toda justicia." Aunque Jesús no tenía pecado del cual arrepentirse, de esta forma estaba demostrando la verdad de la predicación de Juan. Estaba dejando un ejemplo para todos aquellos que lo seguirían.

Juan llevó a Jesús más adentro en el río Jordán y lo sumergió debajo del agua. Cuando Jesús salió del río, se inclinó en oración y en ese momento, el Espíritu Santo en forma de paloma vino desde el cielo y reposó sobre Jesús. También, una voz habló desde el cielo que decía: "Este es mi Hijo amado en quien tengo complacencia."

Cuando Juan vio la paloma y escuchó la voz, recordó algo que el Espíritu Santo le había dicho: "Sobre el que veas que desciende el Espíritu éste es el que bautiza con el Espíritu Santo." Ahora Juan estaba más convencido de que Jesús era el Hijo de Dios y continuó predicando este emocionante mensaje.

Como Juan, tú también puedes hablar a otros acerca del Salvador Jesús y de su gran amor.

Tu Historia Preferida
PO Box 8
Niles, MI 49120
1-888-847-8854 (USA)
269-471-7176 (internacional y local)
[email protected]

For more information please visit Tu Historia Preferida on OnePlace.com!

Archives

Follow Crosswalk.com