Crosswalk.com aims to offer the most compelling biblically-based content to Christians on their walk with Jesus. Crosswalk.com is your online destination for all areas of Christian Living – faith, family, fun, and community. Each category is further divided into areas important to you and your Christian faith including Bible study, daily devotions, marriage, parenting, movie reviews, music, news, and more.

Intersection of Life and Faith

<< Aventuras en la Historia Sagrada

¿Quién es mi Prójimo? - Aventuras en la Historia Sagrada - La Semana del 23 de Mayo

  • 2016 May 23
  • COMMENTS

¿Quién es mi Prójimo?

“Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma, con todas tu fuerzas, y con todo tu entendimiento, y a tu prójimo como a ti mismo.”  - Lucas 10:27

Un doctor de la ley le preguntó a Jesus: "¿Quién es mi prójimo?" En respuesta, Jesus le contó una historia acerca de un hombre que estaba viajando de Jerusalén a Jericó. La gente sabía que este camino era pedregoso, angosto, lleno de curvas y muchos ladrones se escondían detrás de las rocas para atacar a los viajeros.

El hombre fue atacado por los ladrones. Lo golpearon le robaron su dinero y hasta le quitaron sus ropas. Entonces ellos huyeron, dejándolo medio muerto.

Un poco después, un sacerdote pasó por ese camino. Vio al hombre herido, pero no quiso meterse en el asunto. Después de todo, el hombre podía ser un samaritano y un sacerdote era demasiado "limpio" como para tocar a un samaritano. ¡Además, los ladrones podían estar todavía cerca y el sacerdote no quería ser asaltado! Así que cruzó el camino y caminó apresuradamente por el lado opuesto.

Pasó más tiempo. El hombre herido yacía desvalido y sufriendo. Entonces un levita pasó por allí. Los levitas servían el templo ayudando a los sacerdotes. El levita se acercó y vio al hombre herido. Sintió lástima por él, pero al igual que el sacerdote, tuvo miedo de que regresaran los ladrones. Así que el levita cruzó el camino y siguió su viaje.

Por fin, un samaritano pasó por allí, montado en su burrito. Cuando vio al hombre herido se olvidó de todo el odio que los judíos tenían por su gente. El samaritano se bajó de su burro y corrió hasta donde estaba el hombre herido. Cuidadosamente, lavó sus heridas con vino para que no se le infectaran. Entonces le puso aceite para suavizar las heridas y las vendó con tela limpia. El samaritano subió al hombre herido en su burro y condujo el animal a Jericó, donde encontró una posada. Toda la noche cuido al hombre enfermo. En la mañana él tuvo que continuar su viaje, pero dejó dinero al posadero y le dejó encargado que cuidara al hombre enfermo.

Cuando terminó la historia, Jesús miró al doctor de la ley y le preguntó: "¿Cuál de estos tres, el sacerdote, el levita o el samaritano fue el prójimo del hombre herido?" El doctor de  la ley contestó: "El que le mostró misericordia."

"Ve," le dijo Jesús, "y haz tu lo mismo."

Jesús le había enseñado al doctor y a toda la gente que lo más importante no era la pregunta “¿Quién es mi prójimo?” sino SER un Prójimo. Él quería que ellos y  nosotros sepamos que la mejor manera de servir a Dios y de mostrar nuestro amor por Él es amando a la gente y ayudando a los que se encuentran en dificultades.

Tu Historia Preferida
PO Box 8
Niles, MI 49120
1-888-847-8854 (USA)
269-471-7176 (internacional y local)
[email protected]

For more information please visit Tu Historia Preferida on OnePlace.com!

Archives

Follow Crosswalk.com