"Solo Dios puede hacerlo"

Jehová, roca mía y castillo mío, mi libertador;Dios mío, fortaleza mía, en él confiaré;mi escudo y la fuerza de mi salvación, mi alto refugio. - Salmo 18:2
 
En aquel tiempo Herodes Agripagobernaba a los judíos y maltrataba a algunos miembros de la iglesia. Mandó a matar a Santiago y apresar a Pedro, dio la orden para que lo encerraran hasta que pasara la fiesta de la Pascua y que cuatro grupos de soldados vigilaran la cárcel. Mientras Pedro estaba en la cárcel, los miembros de la iglesia oraban a Dios por él en todo momento.
 
Una noche antes de que Herodes presentara a Pedro ante el pueblo, el se encontraba durmiendo en medio de dos soldados y atado con dos cadenas. Afuera, los demás soldados seguían vigilando la entrada de la cárcel, cuando de repente, un ángel de Dios se le apareció y una luz brilló en ese lugar. El ángel tocó a Pedro para despertarlo, y le dijo: “Levántate, date prisa”. En ese momento las cadenas se cayeron de sus manos y el ángel le ordenó: “Ponte el cinturón y ajústate las sandalias”. Pedro obedeció. Luego el ángel le dijo: “Cúbrete con tu manto, y sígueme”. Pedro lo siguió, sin saber si todo eso realmente estaba sucediendo, o si era sólo un sueño. Pasaron frente a los soldados y, cuando llegaron a la salida principal, el gran portón de hierro se abrió solo. Caminaron juntos por una calle y, de pronto, el ángel desapareció.
 
Pedro recién ese momento entendió lo que le había pasado y dijo: “Esto es verdad. Dios envió a un ángel para librarme de todo lo malo que Herodes Agripa y los judíos querían hacerme”.
 
Al amanecer, hubo un gran alboroto entre los soldados porque ninguno sabía lo que había pasado, pero todos se preguntaban: “¿Dónde está Pedro?”. El rey ordenó a sus soldados que lo buscaran, pero ellos no pudieron encontrarlo. Entonces Herodes les echó la culpa y los mandó a matar.
 
Este es otro hermoso milagro que Dios hizo para que las personas de ese tiempo y nosotros entendamos que no hay nada imposible para Él, lo que humanamente es imposible para osotros, es posible para Dios. Quizás en estos momentos te identifiques con Pedro, porque tal vez te encuentras sin saber qué hacer, y aunque no estés físicamente en una cárcel, no encuentras una salida o una solución favorable a la situación que estás atravesando. Déjame decirte que solo Dios puede hacer un milagro en tu vida y sacarte de ese lugar o circunstancia.
 
Persevera en oración, clama a tu Dios y confía en Él, porque nadie más puede darte la libertad, la paz y el gozo, que tanto anhelas y necesitas. Dios es sobrenatural y actuará como tal, haciendo cosas que ni siquiera tú esperas o imaginas porque su amor es incondicional.
 
Brisna Bustamante S.
Sub Coordinadora Call Center

Haz clic aquí para escuchar a Promesas De Dios
Haz clic aquí para ver videos de Al Punto con el Dr. Jeffrey de Leon  

Haz clic aquí para visitar la página de CVC La Voz

Si necesitas oración o consejería, CVC La Voz tiene personas preparados para recibir ayuda. CVC La Voz Radio Cristiana provee contenido dinámico y relevante diariamente para impactar vidas. Tenemos un grupo dedicado de consejeros listo para recibir su petición de oración, comentarios o preguntas.