Crosswalk.com aims to offer the most compelling biblically-based content to Christians on their walk with Jesus. Crosswalk.com is your online destination for all areas of Christian Living – faith, family, fun, and community. Each category is further divided into areas important to you and your Christian faith including Bible study, daily devotions, marriage, parenting, movie reviews, music, news, and more.

Intersection of Life and Faith

<< El Camino Bíblico

El Camino Bíblico - 11 de Marzo

  • 2014 Mar 11
  • COMMENTS

 

Deuteronomy 29

En la lectura de hoy:

El pacto de la nueva generación; las advertencias sobre la desobediencia; Josué, el sucesor de Moisés; los últimos consejos de Moisés

El Creador escogió a la pequeña nación de Israel como el pueblo por el cual Él se iba a revelar como el Único Dios Verdadero que existe por Sí mismo. «Guardaréis, pues, las palabras de este pacto, y las pondréis por obra, para que prosperéis en todo lo que hiciereis. . . . (Para) confirmarte hoy como Su pueblo, y para que Él te sea a ti por Dios, de la manera que Él te ha dicho, y como lo juró a tus padres Abraham, Isaac y Jacob» (Deuteronomio 29:9,13). Moisés continuó advirtiendo al pueblo sobre las consecuencias de descuidarse de sus responsabilidades del pacto: «No sea que haya entre vosotros varón o mujer, o familia o tribu, cuyo corazón se aparte hoy de Jehová nuestro Dios, para ir a servir a los dioses de esas naciones; no sea que haya en medio de vosotros raíz que produzca hiel y ajenjo, y suceda que al oír las palabras de esta maldición . . . » (29:18-19).

Un pacto es un acuerdo obligatorio entre dos o más personas para hacer o dejar de hacer algunos hechos, en los cuáles ellos aceptan voluntariamente las condiciones del acuerdo. Los israelitas ignoraron su pacto de relación con el Señor y lógicamente sufrieron la pérdida de su tierra.

Cuando los israelitas entraron en la tierra prometida, ellos estaban rodeados de muchas influencias que iban a probar su lealtad al Único Dios Verdadero. Ellos se enfrentaron con pueblos que parecían tener muchas «ventajas», como carros de guerra, y un sistema religioso muy «atractivo», con imágenes que ellos podían ver y tocar. Los israelitas fueron tentados a desviarse de su lealtad a su Dios. En el último mensaje de Josué, él proclamó: « . . . si traspasareis el pacto de Jehová vuestro Dios que Él os ha mandado, yendo y honrando a dioses ajenos, e inclinándoos a ellos. Entonces la ira de Jehová se encenderá contra vosotros, y pereceréis prontamente de esta buena tierra que Él os ha dado» (Josué 23:16).

Mientras que las naciones del mundo se convierten en vecinos cercanos, algunos serán tentados a creer que sus falsos dioses son parte del Único Dios Verdadero, solamente con otro nombre, y que la fe de ellos es también una de las muchas formas de adorar al Dios Todopoderoso. Pero todos los adoradores de esos falsos dioses siempre rechazan y no aguardan «la esperanza bienaventurada y la manifestación gloriosa de nuestro gran Dios y Salvador Jesucristo» (Tito 2:13).

Pensamiento para hoy:

Nuestro amor para con Dios es igual que nuestro amor para con la Palabra de Dios.

Lectura opcional: Juan 2

Versículo de la semana para aprender de memoria: Filipenses 2:14 

Archives

Follow Crosswalk.com