Crosswalk.com aims to offer the most compelling biblically-based content to Christians on their walk with Jesus. Crosswalk.com is your online destination for all areas of Christian Living – faith, family, fun, and community. Each category is further divided into areas important to you and your Christian faith including Bible study, daily devotions, marriage, parenting, movie reviews, music, news, and more.

Intersection of Life and Faith

<< El Camino Bíblico

El Camino Bíblico - 12 de Marzo

  • 2014 Mar 12
  • COMMENTS

 

Deuteronomy 32

En la lectura de hoy:

El cántico de Moisés; Moisés bendice a las 12 tribus; la muerte de Moisés en el monte Nebo; Josué asume el lugar de Moisés

Los israelitas fueron llamados a proclamar: «Engrandeced a nuestro Dios. . . . Porque todos Sus caminos son rectitud; Dios de verdad . . . justo y recto». Dios es la Roca todopoderosa que nunca desampara a los fieles. «Él es la Roca, cuya obra es perfecta, porque todos Sus caminos son . . . sin ninguna iniquidad en Él; es justo y recto» (Deuteronomio 32:3-4). Moisés les predijo sobre las bendiciones y la felicidad que serían de ellos, si ellos vivieran en obediencia a la Palabra de Dios (33:6-29).

Después de otorgar las bendiciones espirituales sobre cada una de las tribus, Moisés terminó alabando a Dios: «El eterno Dios es tu refugio, y acá abajo los brazos eternos; Él echó de delante de ti al enemigo» (33:27). Aunque está escrito: «Y nunca más se levantó profeta en Israel como Moisés, a quien haya conocido Jehová cara a cara» (34:10), Moisés perdió el privilegio de guiar a Israel y entrar en Canaán por causa de su propio pecado (32:48-52; ver Números 20:1-13). Así, Moisés fue un ejemplo para todo Israel, y dio testimonio de que Dios es Santo y no puede permitir que Su Ley sea quebrantada sin consecuencias. La vida de Moisés había sido casi perfecta. Sin embargo, aunque él había sido el legislador del Señor, él también había quebrantado la Ley una vez, y la Ley de Dios no permite ninguna excepción. A lo último, se ve Moisés solo, subiendo una de las más prominentes montañas en Moab, de donde él es permitido ver la tierra prometida, aunque no pudo entrar a ella. El castigo de Moisés ilustra que aunque tengamos el perdón del pecado, eso no quiere decir que las consecuencias aquí en la tierra son quitadas (Santiago 2:10).

Siglos después, Moisés, como símbolo de la Ley de Dios, se paró en el monte Hermón, en la tierra prometida, junto con Elías, quien simbolizaba los profetas de Dios. Juntos hablaron con Jesús: «y se transfiguró (Jesús) delante de ellos, y resplandeció Su rostro como el sol, y Sus vestidos se hicieron blancos como la luz . . . Mientras Él (Jesús) aún hablaba (con Moisés y Elías), una nube de luz los cubrió; y he aquí una voz desde la nube, que decía: Este es Mi Hijo amado, en quien tengo complacencia; a Él oíd» (Mateo 17:2,5).

Pensamiento para hoy:

Vamos a expresar la misma paciencia con otras personas, tal y como esperamos recibirla del Señor.

Lectura opcional: Juan 3

Versículo de la semana para aprender de memoria: Filipenses 2:14

Archives

Follow Crosswalk.com