Mayo 13, 2010

Apocalipsis 19.11-16 

En el pasaje de hoy vemos a Jesucristo exaltado como Rey de reyes. Es mostrado regresando a la tierra para buscar a su pueblo, juzgar a los impíos y establecer su reino. Cuando el cielo se abre, Cristo monta un caballo blanco en poder y gran gloria. Esta manifestación no se parece en nada a su humilde y discreta llegada a Belén como un niño indefenso. Esta vez, "todo ojo le verá" (Ap 1.7) cuando venga a traer un juicio para toda la humanidad.

Pero el rey exaltado no viene solo. Los ejércitos del cielo, que están vestidos con el lino fino de la novia de Cristo (vv. 7, 8), le siguen en caballos blancos. Si usted es cristiano, puede estar seguro que formará parte de este ejército de santos y ángeles. Esto describe el cumplimiento de la promesa que encontramos en Apocalipsis 5.10, donde dice que los creyentes gobernarán y reinarán con Él.

Un día, Jesucristo reinará literalmente en esta tierra como Rey. Pero antes de ese día, Él viene a reinar en el corazón de cada creyente. A veces, los cristianos tratamos de mantenerlo en el papel de Salvador, pero la salvación es sólo el comienzo de todas las bendiciones que el Señor tiene reservadas para nosotros. Sólo en sometimiento y obediencia a la autoridad de Cristo, seremos transformados a su imagen y vivir una vida digna de sus galardones (22.12).

¿Quién es, en realidad, el rey de su vida en este momento? ¿Quién guía sus decisiones y dirige su camino? El Creador tiene un plan y un propósito para usted, que sólo puede descubrirse cuando se vive bajo la autoridad de Cristo. Que venga su reino, y se haga su voluntad en la tierra y en su vida. ¿Quién es, en realidad, el rey de su vida en este momento? ¿Quién guía sus decisiones y dirige su camino?

www.encontacto.org  - www.encontacto.org/meditaciondiaria  -  www.encontacto.org/archivodevocional