Crosswalk.com aims to offer the most compelling biblically-based content to Christians on their walk with Jesus. Crosswalk.com is your online destination for all areas of Christian Living – faith, family, fun, and community. Each category is further divided into areas important to you and your Christian faith including Bible study, daily devotions, marriage, parenting, movie reviews, music, news, and more.

Intersection of Life and Faith

<< Encuentro con Jesús

Encuentro con Jesús - 17/18 de Setiembre

  • 2016 Sep 17
  • COMMENTS

Septiembre 17/18

El príncipe de este mundo es echado fuera

JUAN 12.27-32

Cuando Cristo colgaba en la cruz, Satanás estaba celebrando. Pensó que le había ganado a Dios. Pero el enemigo había sido derrotado de manera contundente.

Sin embargo, no siempre sentimos que Satanás ha sido vencido. Esto se debe a que aún luchamos contra los principados y las potestades de este mundo. Es que el enemigo no fue aniquilado en la cruz; eso sucederá después (Ap 20.2, 10). Por ahora, sigue reinando sobre quienes están sin Cristo. Pero su poder sobre los creyentes fue destruido en el Calvario. Como cristianos, no somos de este mundo, sino parte del reino de Dios (Jn 17.16). Por tanto, el Señor tiene el control exclusivo de nuestro destino.

Pero recuerde que Satanás es un farsante. Quiere que las personas crean que él manda en la Tierra, y que se desanimen cuando vean a su alrededor los estragos que él causa. Es cierto que Jesús lo llama “el príncipe de este mundo” (Jn 12.31). Pero ponga cuidado al resto del versículo, que dice: “será echado fuera”.

El diablo no puede hacer que el creyente peque. Puede tentar y ridiculizar, pero no tiene poder para obligar a la desobediencia (Ro 6.14). Además, Satanás no puede condenar a los seguidores de Cristo (Ro 8.1). Instigará la culpa en su corazón si se lo permite, pero eso no cambia el hecho de que usted es un hijo de Dios, salvado, amado y en camino al cielo.

Cuando Jesús estuvo en este mundo, Satanás intentó destruir el plan y el poder de Dios en la Tierra, pero fracasó miserablemente. El enemigo fue derrotado cuando el Señor pagó el precio de la deuda del pecado de la humanidad, y resucitó venciendo a la muerte. Los creyentes participamos de esa victoria.

www.encontacto.org  - www.encontacto.org/meditaciondiaria  -  www.encontacto.org/archivodevocional

Archives

Follow Crosswalk.com