Crosswalk.com aims to offer the most compelling biblically-based content to Christians on their walk with Jesus. Crosswalk.com is your online destination for all areas of Christian Living – faith, family, fun, and community. Each category is further divided into areas important to you and your Christian faith including Bible study, daily devotions, marriage, parenting, movie reviews, music, news, and more.

Intersection of Life and Faith

<< Encuentro con Jesús

Encuentro con Jesús - 3 de Octubre

  • 2016 Oct 03
  • COMMENTS

Ninguna condenación en Cristo

MARCOS 16.5-7

Pedro quedó desolado cuando se dio cuenta de que había negado a Cristo, no una, sino tres veces, como Jesús había predicho (Lc 22.61-62). Este era el hombre que apenas unas horas antes había prometido valientemente morir por su Señor (v. 33). Dudo que alguna vez haya olvidado lo espantoso de ese total fracaso. Probablemente pasó los días siguientes bajo un asfixiante peso de culpa.

Tal vez usted sabe exactamente lo pesada que se siente una carga así. El peso de su pecado le acompaña a todas partes, llevando su corazón al pozo de la desesperación. La desaprobación de Dios parece aplastarle, se siente condenado. Sin embargo, para todos los que han depositado su confianza en la muerte expiatoria del Señor Jesús a su favor, el sentimiento de condenación es solo eso: un sentimiento. No es la verdad.

La verdad es que los creyentes no son condenados por su iniquidad, no importa cuán terrible o habitual pueda ser su transgresión (Ro 8.1). Podemos juzgarnos severamente porque nuestras acciones y móviles no están a la altura de la norma sagrada. Pero Dios ve solo la justicia de Cristo, que nos cubre en el momento que decimos sí a su sacrificio a favor nuestro. Nadie puede hacer suficiente bien para merecer su salvación. Solamente Jesús quita el pecado del creyente y el veredicto de “culpable”.

Dios comprende nuestras cargas, incluso las que nos imponemos a nosotros mismos. Por eso el Señor envió a Pedro un mensaje para hacerle saber que no estaba condenado, y que el Mesías que lo amaba lo esperaba en Galilea. Todos los creyentes debemos aceptar que ninguna condenación hay en Cristo.

www.encontacto.org  - www.encontacto.org/meditaciondiaria  -  www.encontacto.org/archivodevocional

Archives

Follow Crosswalk.com