El adulterio del corazón 
© Copyright 2010 Más de la Vida con Jorge Cota 

Matthew 5:27-28

En Mateo 5:27-28 Jesús dij  

"Ustedes han oído que se dij No cometas adulterio. Pero yo les digo que cualquiera que mira a una mujer y la codicia ya ha cometido adulterio con ella en el corazón".

Ahora bien, Jesús no se estaba refiriendo a la belleza natural de una mujer.

¡Dios hizo a las mujeres hermosas y debemos apreciarlas! Esto es importante de comprender ya que una leída causal de esos versículos nos puede llevar a creer otra cosa totalmente diferente. 

No obstante, nuestros pensamientos son importantes ya que si nuestra mente está en hoyo tarde o temprano terminaremos ahí. Es por eso que simplemente no podemos dejar que nuestros pensamientos exploren y disfruten de todo aquello que apela a nuestra naturaleza pecaminosa.  

Es imprescindible que entendamos los mandatos divinos. El lenguaje original se refería a un hombre que miraba a una mujer deliberadamente con codicia y lujuria. 

La palabra "mirar" está en el presente de indicativo. Lo que significa que cuando uno ve continuamente, habitualmente, todo el tiempo. No simplemente era una mirada casual. Se refería a una mirada larga la cual te llevaba a fantasear sobre una persona y pensar cómo se vería sin ropa o pensar cómo sería si tuvieras relaciones sexuales con esa persona. 

Como puedes ver, es la lujuria de la mente la que se la lleva insistiendo en enfocarse en otra persona que está fuera de tus límites. 

La palabra "mujer" es singular. Esto es bien importante de comprender. Jesús dij "cualquiera que mira a una mujer". No dij "cualquiera que mira a las mujeres". Jesús estaba describiendo una obsesión sensual o emocional de una persona en particular. 

Quizás esa persona es alguien en la oficina de tu trabajo. Puede ser un exnovio/a. A lo mejor es una amiga/o de tu esposo/a. Tal vez, es una persona famosa. Puede ser tu cantante favorito o tu modelo favorito.  Puede ser alguien que con quien fantaseas cuando tienes relaciones sexuales con tu cónyuge.

Cualquiera que sea el caso, es una lujuria de la mente que está fuera de control y fuera de los límites.

Haz clic aquí para ver videos de Más de la Vida
Haz clic aquí para escuchar a Más de la Vida
Haz clic aquí para escuchar a Más de la Vida Mujer

Haga clic aquí para visitar la página de Más de la Vida 
P. O. Box 14444 
Palm Desert, CA 92255
Email: info@masdelavida.com