Crosswalk.com aims to offer the most compelling biblically-based content to Christians on their walk with Jesus. Crosswalk.com is your online destination for all areas of Christian Living – faith, family, fun, and community. Each category is further divided into areas important to you and your Christian faith including Bible study, daily devotions, marriage, parenting, movie reviews, music, news, and more.

Intersection of Life and Faith

<< Momento Decisivo

Momento Decisivo - 1-14 de Mayo

  • 2013 May 01
  • COMMENTS
 
1-14 de Mayo   

“Cristiandad práctica” 
Diez Maneras de tomar la Vida 
Por David Jeremiah

Los Zoólogos utilizan una clase especial de árbol genealógico para clasificar cada ser vivo en la tierra. En la taxonomía que ellos han desarrollado, los seres humanos forman parte del orden del Primate, del Suborden de Artrópodos, de la Súper-Familia de Hominoidea, de la Familia de Hominidea, de la Subfamilia de Homininae, del Género de Homo, y de la Especie sapiens. ¡Si usted es como yo, no reconoció muchas de esas palabras hasta que llegó a Homo y sapiens—esos somos nosotros! Es como descubrir su apellido en un libro polvoriento del acto en un viejo palacio de justicia de un condado.

¿Notó el orden del que formamos parte—los Primates? Estamos amontonados con los monos, simios, con los chimpancés, con los gorilas, con los monos tití, y con otras criaturas con que compartimos algunas similitudes físicas. Y una de esas similitudes es importante en nuestra discusión de las manos del tiemp pulgares oponibles.

Casi todos los primates tienen pulgares oponibles, y todos menos los humanos tienen dedos grandes oponibles también. ¿Qué significa esto? Significa que cuando sales a recoger el periódico del camino de la entrada, lo agarras con la mano, al contrario de su perro que tiene que tomarlo con su boca. Su perro no tiene pulgares oponibles—la habilidad de agarrar. Usted puede con el problema de hojear al lee, mientras que su perro. . . . ¡(Si su perro puede leer, necesito hablar con usted)!

Tan solo piense como sería su vida si no tuviera la habilidad de agarrar—la habilidad de agarrar la vida. No utilizar tazas para café, no sostener una pluma o un lápiz, no agarrar un bat de beis bol. La habilidad de agarra en la vida es crítico a nuestro éxito diario.

Sin embargo, yo quiero hablar con usted no acerca de agarrar en la vida, pero de agarrar la vida. Muchas personas en la vida tienen agarradas fuertemente cosas de este mundo, pero no es la misma cosa que tener bien agarrada la vida misma—la habilidad de contestar las preguntas más profundas de la vida de forma satisfactoria y veras, la habilidad de vivir una vida con significado y propósito, la habilidad de cerrar los ojos en la noche teniendo una conciencia tranquila, la habilidad de vivir para algo más grande que uno mismo.

Los Pulgares Oponibles espirituales Hay que encararl Nuestros dos pulgares son críticos para agarrar la vida. Quiero sugerir que existen dos disciplinas en la vida cristiana de igual importancia para agarrar en la vida: Estudio bíblico y oración. Estas dos, junto con otras ocho disciplinas mencionadas abajo, son como los diez dedos de nuestras manos: Entre más fuertes y comprometidos, más firme será nuestro agarre en la vida. Reforzando estas diez áreas de nuestra vida espiritual asegurarán que nunca soltemos lo que es verdaderamente importante.

1. El Estudio bíblico. Uno de los salmistas del Antiguo Testamento dijo, "porque tu dicho me ha vivificado" (Salmos 119:50). El apóstol Pablo se refirió al Evangelio como "la palabra de vida" (Filipenses 2:16). Jesús que se refirió a Sus palabras (las palabras de Dios) como la "vida" (Juan 6:63). Y Pedro tuvo esta revelación acerca de las palabras de Jesús: Ellas son "las palabras de vida eterna" (Juan 6:68).

¿Cómo podría pedir alguien el tomar la vida sin conocer el Libro que es la vida? ¡Más que contener las palabras de Dios, la Biblia es Palabra de Dios dada al hombre por Dios mismo (2 Pedro 1:21) — y es viva (hebreos 4:12)! Llegamos sin problema a la Palabra viva por el testimonio de la Palabra escrita. Sabemos a quién adorar, cómo dar, a quien y cómo servir, el contenido del Evangelio, cómo ganar en la guerra espiritual. . . será sobre todo lo que leerá en los próximos nueve puntos que aprendemos de la Biblia.

Fue el teólogo de Princeton Benjamín Breckinridge Warfield que dijo, "Cuando la Biblia habla, Dios habla". La primera tarea de cualquiera que mantendría la vida firmemente agarrada es la de saber completamente lo que Dios ha dicho de la vida conociendo Su Palabra.

2. La oración. Si leer la Biblia se compara con leer la correspondencia de alguien amado, entonces la oración es como una conversación personal e íntima. Lo qué la Biblia no cubre acerca de vivir la vida en este mundo, la oración lo hace. La Biblia es la revelación de la voluntad de Dios para cada persona; la oración es la fuente de Su consejo, de su consuelo, y de su guía para nosotros como individuos. Qué privilegio tenemos de hablar con Dios como nuestro Padre (romanos 8:15-16), acerquémonos pues confiadamente al trono de la gracia (hebreos 4:16), y la paz que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones (Filipenses 4:6-7), y para recibir Su consejo y la guía (Lucas 22:42). Mientras nuestro mundo crece cada vez más complejo, y las elecciones se hacen más difíciles, ¿quién podrá permanecer firmemente agarrado a la vida sin estar en comunicación constante con Dios?

Abraham Lincoln fue presidente en tiempos semejantes al nuestro—la guerra, la inquietud, un futuro incierto. Escuche la única forma en que él logró estar sujeto a la vida en sus días: "He sido llevado muchas veces a estar de rodillas por la arrolladora convicción de no tener otra parte a donde ir. Mi propia sabiduría, y todo eso acerca de mí, parecían insuficientes para el día".

Las próximas ocho áreas son dependientes de la Palabra y la oración para su cumplimiento apropiado en la vida espiritual. Por ejemplo, la Biblia dice que cada cristiano ha sido administrador del tiempo, del talento, y del tesoro. Y con la oración nosotros buscamos la guía del Señor para ejercitar esa administración en nuestra situación personal.

3. Administración. En el servicio litúrgico del culto de la Iglesia anglicana (Iglesia de Inglaterra), esta declaración es hecha antes de recibir la ofrenda: "Todo es tuyo, y de lo recibido de tu mano te damos". No sólo es hermoso por su elegante sencillez, sino también es teológicamente correcto. Y bien debe ser ya que es tomado al pie de la letra de 1 Crónicas 29:14b. Dios posee todo—todo—inclusive nuestra vida y aliento. Lo que tenemos, lo hemos recibido de El para administrar para Su gloria y sus propósitos. Los administradores tienen una responsabilidad: la fidelidad para llevar a cabo sus deseos maestros (Mateo 25:14-30; 1 corintios 4:2). Los americanos, y muchos en la iglesia, están inundados en la deuda por fallar como administradores, sobre todo en ser dadores generosos.

Perdemos el agarre en la vida porque no aflojamos en lo que Dios nos ha dado. Tome el desafío de Dios. Vea si su agarre en la vida no obtiene más fuerza mientras más fiel llega a ser como administrador (Malaquías 3:8-10; Hechos 20:35; 2 Corintios 9:6-11).

4. Adoración. Hace dieciséis siglos el teólogo cristiano Agustín escribió, "la Idolatría venera algo que debía ser utilizado o utilizando algo que esta hecho para ser adorado". Siendo el estudioso de las Escrituras que él fue, tomó sin duda sus indicaciones de las palabras de Pablo en romanos 1. Allí el apóstol describió una clase de personas que habían perdido definitivamente el agarre de la vida, una de las razones es que ellos "veneraron y sirvieron a la criatura antes que el Creador" (verso 25). Hacemos eso hoy, sabe. Veneramos las cosas que debían ser utilizadas—coches, los hogares, las posiciones, poder—y usamos lo único que deberíamos de adorar: a Dios mismo. Lo tenemos 180º invertido—completamente desfasado.

¿Quién podría pedir poder agarrar la vida cuando va exactamente el en sentido opuesto al que debería estar yendo?

5. Evangelismo Personal. Las exhortaciones para dar testimonio a menudo tienen esta respuesta clásica, "Oh, el evangelismo no es mi don". Perdón—puede que no sea su don, pero es su responsabilidad. Sabemos que a causa de las últimas palabras Cristo dimos a los apóstoles y la iglesia temprana (Mateo 28:18-20; Hechos 1:8). La iglesia en conjunto debe llevar el Evangelio a las partes más recónditas de la tierra. He encontrado una correlación interesante en la vida de los cristianos: Los que practican regularmente compartiendo su fe con no cristianos siempre son más sano espiritualmente que los que no lo hacen. ¿Por qué? Bien, Dios bendice la obediencia, por una razón. Pero aquí está otra razón: Es difícil no permanecer entusiasmado acerca de algo que recomienda constantemente y regala a otras personas.

Piense en est “Usted es hoy cristiano porque a alguien le importó. Ahora le toque a usted”.

6. Las misiones Esta puede ser la parte a la que los cristianos más le temen: "Señor, yo no puedo con las serpientes y los bichos... ¡. Por favor no me mandes a la selva como un misionero"! ¿Por qué doblamos el trabajo con el viejo de 4 años en esperanzas de obtener un paso para ir al campo de la misión? Permítame poner el registro rect Acaso no en el primer siglo de la iglesia o en el vigésimo primero Dios manda a cada cristiano a un país extranjero. Pero en el primer siglo y en el nuestro, El nos llama a tomar parte en las misiones del mundo. Eso significa ver al mundo con los ojos de Dios (Mateo 9:36). Podemos orar, podemos dar, recibir a los misioneros cuando ellos vienen a nuestra iglesia—podemos involucrarnos en alcanzar al mundo. Si nosotros no estamos involucrados en las misiones de algún modo, significa que no tenemos firmemente agarrada la vida porque no vemos al mundo como Dios lo hace: perdido y en necesidad de un Salvador.

Bob Pierce, el fundador de la Visión del Mundo, lo dijo correctamente: "Permite que mi corazón sea roto con las cosas que rompen el corazón de Dios".

7. Servicio ¿Conoce la regla del tiempo probado 80/20? Dice que en cualquier organización o colocación social, el 80 por ciento de los resultados (dinero, el trabajo, el esfuerzo) viene del 20 por ciento de las personas. Fuera de la iglesia, un caso podría ser causado por el 80 por ciento de los no implicados: "Carezco de las habilidades para ayudar". Pero no en la iglesia. Las Escritura nos dicen que cada creyente en Cristo ha sido dotado de un don espiritual con que servir al cuerpo de Cristo y ayudar a alcanzar el mundo (Romanos 12:1-8; 1 Corintios 12, 14). Hay muchos dones espirituales que se empolvan en la vida de los cristianos. Servir significa estar bien agarrados a la vida—entender que la vida tiene que ser productiva, no solo de consumo; de dar, no solo obtener; de morir al ser, no vivir para el ser.

Fue el erudito T. W. Manson que notó que hay sólo una clase de nobleza reconocida en la iglesia cristiana: la nobleza del servicio (Marca 10:45).

8. La misericordia no conozco nada que evidencia mejor el tener agarrada la vida que la demostración de la misericordia. ¿Por qué? Porque la misericordia significa no obtener lo que merecemos (contrastado con la gracia, que es obtener lo que no merecemos). Como pecadores en la vista de un Dios santo, todos los seres humanos merecen el juicio y el castigo eterno (Romanos 3:23; 6:23). En vez de eso, no obtuvimos lo que merecemos—obtuvimos la misericordia en su lugar (Efesios 2:4-6). La persona que verdaderamente entiende la misericordia la mostrará a otros, para "y la misericordia triunfa sobre el juicio" (Santiago 2:13). Es un axioma seguro que demos en la misma medida en que hemos recibido (Lucas 7:47). Ser libremente misericordioso hacia otros es una indicación de que sabe que Dios ha sido libremente misericordioso con usted (Mateo 10:8; Efesios 4:32).

El clérigo inglés John Donne en el siglo XVII notó esta asombrosa verdad acerca de la misericordia: "Somos arrendatarios de Dios aquí, y aun aquí El, nuestro propietario, nos paga el alquiler—no anual ni trimestral, pero por hora y cuarto; cada minuto El renueva Su misericordia". Esos que tengan bien agarrada la vida harán lo mismo.

9. La sabiduría y el Conocimiento Podemos concordar que en la altura del reinado de Salomón como rey sobre Israel, él comenzó a soltar la vida. Pero antes de que eso sucediera, él fue el hombre más sabio en el mundo. Tal cual, debemos tomar sus palabras seriamente con respecto a la fuente de la sabiduría y el conocimient el temor del Señor (Proverbios 1:7a; 9:10a). Salomón utilizó el temor como un sinónimo para la reverencia, la admiración, la adoración, la exaltación—una gama de palabras que sugieren que honoramos a Dios encima de cualquiera y de cualquier cosa. Cuándo Salomón dejó de temer al Señor, él soltó la vida; y Dios soltó a Salomón. Sólo una persona insensata fallaría en temer al Señor y arriesgarse a que la vida se le escurra de los dedos (Proverbios 1:7b).

Las personas que tiene bien agarrada la vida ven a Dios como la fuente de la sabiduría y el conocimiento. El astrónomo Galileo dijo, "yo no me siento obligado a creer que el mismo Dios que nos ha dotado con el sentido, la razón, y el intelecto ha pensado en privarnos de su uso".

10. Guerra espiritual Los creyentes que tienen bíblicamente bien agarrada la vida saben que su invitación a la vida eterna fue también una invitación a una guerra temporal. Los Cristianos que no toman bíblicamente la vida no tienen indicio—hay explosiones espirituales y accidentes a su alrededor, y ellos se parecen al venado proverbial agarrado en los faros. Tener agarrada la vida significa que vivimos en un mundo temporalmente bajo el dominio de Satanás (1 Juan 5:19). Pero significa también no darnos por vencido porque Jesucristo vino al mundo a deshacer las obras del diablo (1 Juan 3:8). ¿Qué podría ser mejor que estar en una guerra que sabe que ya ha ganado (Romanos 8:31-39; 1 Corintios 15:20-28)?

Las palabras del teólogo Michael Green reforzarán su agarre en la vida: "Si tomo a Jesús como mi Señor, tomo al diablo como mi enemigo". (Haga eso "enemigo derrotado," y usted estará bien).

No Prótesis Permitidas En las noticias salió recientemente una historia de un bebé nacido sin dedos en su mano derecha. ¡De modo que los médicos tomaron cartílago de su pie, lo injertaron en sus huesos de la mano, y comenzaron a crecerle dedos! Gracias a la medicina moderna, ella algún día podrá agarrar en la vida como otros niños.

Pero no hay tales substitutos, no hay tales prótesis, para agarrar la vida. Debemos añadir al estudio Bíblico y a la oración—nuestros dos pulgares espirituales oponibles—esas disciplinas que nos permitirán ganar y mantener la vida bíblicamente agarrada y nunca dejarla ir. Perdemos nuestro alto llamando a Jesucristo si fallamos en hacer esto.

Para mas información por favor de visitarnos en www.momentodecisivo.org.

P. O. Box 3804 
San Diego, CA 92163-1804 
Email: 
info@momentodecisivo.org

Archives

Follow Crosswalk.com