15-31 de Mayo

Firmes y Adelante Soldado de Cristo

Y el que no lleva su cruz y viene en pos de mí, no puede ser mi discípulo.
Lucas 14:27

Ingresar al campamento básico de entrenamiento militar solía significar ser despojado de toda la identidad de uno. Le quitaban a uno todo; ¡inclusive el pelo! y se le daba sólo lo que necesitaría para ser un buen soldado. Inclusive se le decía a uno lo que debía pensar. "Cuando quiera tu opinión," vociferaba el sargento de ejercicios, "¡Yo te la daré!"

No para comparar la vida cristiana a las fuerzas militares . . . pero espere; incluso Pablo derivó esa comparación (2 Timoteo 2:3). Hay disciplina, entrenamiento, y especialmente sacrificio tanto en la milicia como en la vida cristiana. Cuando Jesús estaba buscando y entrenando a sus propios soldados del reino, les dijo que necesitaban sólo una cosa a fin de seguirle: una cruz.

No les dijo que traigan su chequera, su portafolio de jubilación, sus sueños y aspiraciones, o sus pasatiempos. Simplemente dijo toma tu cruz y sígueme. El punto es que la orden drástica era sencilla: seguir a Jesús quiere decir dejar a un lado todo a fin de recibir de él tanto más a su debido tiempo y a su manera.

El soldado cristiano lleva sólo una posesión a la batalla: la cruz de la rendición propia a Jesús.

© 2007 por David Jeremiah Momento Decisiv Momentos de Decisión en la Precensia de Dios 

Para mas información por favor de visitarnos en www.momentodecisivo.org.

P. O. Box 3804 
San Diego, CA 92163-1804 
Email: 
info@momentodecisivo.org