Crosswalk.com aims to offer the most compelling biblically-based content to Christians on their walk with Jesus. Crosswalk.com is your online destination for all areas of Christian Living – faith, family, fun, and community. Each category is further divided into areas important to you and your Christian faith including Bible study, daily devotions, marriage, parenting, movie reviews, music, news, and more.

Intersection of Life and Faith

<< Susurros Nocturnos

Susurros Nocturnos - 10 de Abril, 2016

  • 2016 Apr 10
  • COMMENTS

Apr 10 REPEAT -DELETE Tomando serpientes en nuestras manos

FE 

Tomando serpientes en nuestras manos

Marcos 16:18

“...tomarán en sus manos serpientes...” 

Esta es una práctica siempre controvertida y en muchos aspectos ilegal, sin embargo, no muestra señales de desaparecer de su hogar tradicional en los Apalaches, la región montañosa del sureste de los Estados Unidos que se extiende desde Georgia hasta Pensilvania. Los que la practican creen que manipular serpientes es su modo de simplemente seguir el Evangelio al pie de la letra. Ellos creen que otras personas “no hacen esto porque sus iglesias no creen, o simplemente porque es algo a lo que temen y, finalmente, cuando llegan a esta parte de la Biblia, eligen ignorarla o suprimirla porque es algo mortífero”. Sí, ¡apuesto a que es algo mortífero!

Ralph Hood, un profesor de psicología social y psicología de la religión de la Universidad de Tennessee en Chattanooga, informó a comienzos de este milenio que “hay más de 100 muertes documentadas por mordedura de serpiente. En todas las culturas, personas han sido mordidas y devoradas por ellas. Al manipularlas, las personas arriesgan sus vidas a cada instante. Si ustedes van a cualquier iglesia que manipula serpientes, verán a personas de manos atrofiadas con dedos faltantes”. ¡Será mejor que crean que hacer esto es algo mortífero! 

En cuanto a mí, bueno, soy una persona que se ajusta a las Escrituras en forma literal, pero no voy por allí buscando serpientes para probar mi fe, o mi creencia en Dios, ni para probar a otros que tengo el Espíritu Santo. ¡No obstante, es evidente que las serpientes me buscan a mí! Desde el Jardín del Edén hasta el naufragio de Pablo, las serpientes han intentado aniquilar y acabar con la iglesia Cristiana. Por eso, ¿permitirían ahora a una persona que se ajusta a las Escrituras, decir una pequeña y sin embargo, evidente alegoría? El diablo es la gran serpiente de la antigüedad; desde el comienzo ha atacado los talones y las manos de las naciones, de las iglesias y de los individuos, tratando de estropear nuestro camino y lo que hacemos; tratando de envenenar los pies de los que anuncian el Evangelio y de mutilar las manos santas elevadas en alabanza. Donde sea que nos encontremos en cuanto a seguir los Evangelios, tengan la seguridad amigos, de que nosotros también manipularemos serpientes, y de que no moriremos si somos mordidos por ellas. Ah, y recuerden esto, ¡es asombrosa la cantidad de víboras que existen y que están al acecho aun dentro de las iglesias locales! Aquél que tenga oídos para oír, ¡que oiga!

Reflexiona:- “Pero Pablo sacudió la mano y la serpiente cayó en el fuego, y él no sufrió ningún daño.” Hechos 28:5 

Ora: -  Oh Señor, ¡ayúdanos a echar al diablo fuera, hacia el fuego eterno que Tú has preparado! ¡Sí diablo! En el nombre de Jesús, te echamos fuera de nuestros cuerpos hacia las llamas perpetuas. ¡En el poderoso nombre de Jesús lo pido! ¡Amén! 

Archives

Follow Crosswalk.com