Crosswalk.com aims to offer the most compelling biblically-based content to Christians on their walk with Jesus. Crosswalk.com is your online destination for all areas of Christian Living – faith, family, fun, and community. Each category is further divided into areas important to you and your Christian faith including Bible study, daily devotions, marriage, parenting, movie reviews, music, news, and more.

Intersection of Life and Faith

<< Susurros Nocturnos

Susurros Nocturnos - 12 de Mayo, 2016

  • 2016 May 12
  • COMMENTS

May 12 ¿Tiene usted techo en su baño?

ESCUCHAR

Mateo 13:3

Y les dijo en parábolas muchas cosas como éstas: Un sembrador salió a sembrar.

¿Tiene usted techo en su baño?

Amo las palabras. Me encanta ver cómo se pueden pintar enormes panoramas con melodiosas oraciones, cómo se puede combinar la majestad con la miseria con el mismo aliento y después medir el valor de un hombre a través de ellas; sí, me encanta ver cómo se pueden arrancar lágrimas de los rostros, y dibujar sonrisas, con unas pocas palabras bien escogidas. He aquí uno de los mejores ejemplos de un artífice de la palabra, que te hace sonreír con bellas palabras: Les Dawson, comediante británico (1934-1993):

“De repente elevé mi mirada al cielo nocturno
y quedé maravillado ante los millones de estrellas
que brillaban como piezas de plata
arrojadas descuidadamente sobre terciopelo negro.
Vi con asombro cómo la cerosa luna se elevaba cual carroza de ámbar
cruzando el cenit del cielo hacia el espacio infinito,
por entre Júpiter y Marte atados entre sí,
siempre oscilantes y engalanados por su rara majestuosidad
Y en tanto observaba esto pensé...
¡Debo ponerle un techo a este baño!”

¡Les te conduce y después te atrapa! ¡Ah! Nuestro Señor Jesús hace precisamente lo mismo.

Jesús es un experto en el uso de las palabras Todas son ganchos para conducirte más cerca de Su amor, para desafiarte, para cambiarte, para quebrantarte, para edificarte, para levantarte y para salvarte. Todas esas parábolas con una premisa directa instan inevitablemente al oyente a un incuestionable cambio mental ¡gústele, o no! Si los oyentes son honestos y afortunados, las parábolas siempre les conducirán a un acuerdo confesional y a un “Ahora ve y haz tú lo mismo” del Señor. Sin embargo, si los oyentes ya tienen un corazón endurecido, entonces no verán y no estarán de acuerdo con El. Vaya, si es un buen orador el Señor Jesucristo. ¡Él es el Camino que tiene un camino, que abre un camino y que lo quita con palabras! Dime, ¿qué parábolas dibujadas en dolor y placer tienes hoy ante tus ojos observadores y tus oídos atentos? ¿o acaso hay un techo en tu baño?

Reflexiona: “A ustedes se les ha concedido conocer los secretos del reino de los cielos; pero a ellos no. Al que tiene, se le dará más, y tendrá en abundancia. Al que no tiene, hasta lo poco que tiene se le quitará. Por eso les hablo a ellos en parábolas: Aunque miran, no ven; aunque oyen, no escuchan ni entienden.” Mateo 13:11-13

Ora: Hablando, buscando,Salvador, que mis palabras sean pocas, para que pueda escucharte hoy y después, con toda prontitud, escuchar y obedecer ¡Amén!

Archives

Follow Crosswalk.com