Crosswalk.com aims to offer the most compelling biblically-based content to Christians on their walk with Jesus. Crosswalk.com is your online destination for all areas of Christian Living – faith, family, fun, and community. Each category is further divided into areas important to you and your Christian faith including Bible study, daily devotions, marriage, parenting, movie reviews, music, news, and more.

Intersection of Life and Faith

<< Susurros Nocturnos

Susurros Nocturnos - 13 de Febrero, 2014

  • 2016 Feb 13
  • COMMENTS

 

Feb | 13 | Un legado de audacia

 
AUDAZ 
 
Un legado de audacia

2 Samuel 23:8-12
Estos son los nombres de los valientes que tuvo David: Joseb-basebet el tacmonita, principal de los capitanes; éste era Adino el eznita, que mató a ochocientos hombres en una ocasión.Después de éste, Eleazar hijo de Dodo, ahohíta, uno de los tres valientes que estaban con David cuando desafiaron a los filisteos que se habían reunido allí para la batalla, y se habían alejado los hombres de Israel. Este se levantó e hirió a los filisteos hasta que su mano se cansó, y quedó pegada su mano a la espada. Aquel día Jehová dio una gran victoria, y se volvió el pueblo en pos de él tan sólo para recoger el botín. Después de éste fue Sama hijo de Age, ararita. Los filisteos se habían reunido en Lehi, donde había un pequeño terreno lleno de lentejas, y el pueblo había huido delante de los filisteos. Él entonces se paró en medio de aquel terreno y lo defendió, y mató a los filisteos; y el SEÑOR dio una gran victoria. (Reina Valera 1960)

He hablado ante muchos grupos de hombres cristianos en el Reino Unido; la mayor parte de ellos pertenecían básicamente al mismo grupo demográfico: Ancianos, fatigados, desesperanzados y pálidos, todas señales que demuestran una enfermedad terminal grupal mientras comen un ‘Desayuno Completo’ para Jesús en el club de golf. El lamento de gaita de éstos, mis pobres hermanos, es siempre el mismo: “No entendemos ¿por qué los jóvenes que quedan en la iglesia no se unen a nosotros?” Casi invariablemente les pedía a estos buenos hombres que me hicieran una lista de los cinco héroes cristianos más relevantes para ellos. Casi nunca empezábamos la lista, mucho menos la terminábamos. 

Ya no hablo ante grupos de hombres cristianos en el Reino Unido. 

¿Cuál es la razón para que los jóvenes no se unan a estos grupos de hombres? Bueno, la mayoría de los jóvenes que quedan, aparentemente han sido drenados completamente de su testosterona espiritual por los líderes políticamente correctos y afeminados, y también seducidos por ‘los cantos de Jesús es mi amigo’, por esto, solamente están interesados en ascender a las alturas de la grandeza de la iglesia formando una banda y en apuntarse para convertirse en ‘líderes de alabanza’ con reconocimiento mundial, lo que sea que eso es. El resto, ese grupo tan pequeño en búsqueda de un buen liderazgo masculino que los guíe, casi siempre abandona a esos hombres tan seguros de sí mismos, que caminan hombro con hombro con el nuevo grupo de revoltosos; así es, los dejan y van a buscar emociones en otra parte. ¿Por qué razón la iglesia se está vaciando de masculinidad y está teniendo tan poca influencia real? Bueno, una razón es que no tenemos un legado de audacia para dejar a nuestros hombres, tampoco un modelo para darles. El único legado que pareciéramos dejarles es el de los arreglos florales y los comedores comunitarios.

Cuando se le preguntó al Teniente Coronel de la Segunda Guerra Mundial ‘Mad Jack Churchill por qué llevaba su ‘claybeg’ (espada escocesa de dos filos y empuñadura de cesta) a la batalla, él respondió: “En mi opinión, caballero, cualquier oficial que entre en acción sin su espada, está vestido inadecuadamente”. Aparentemente, el ‘asesino con falda escocesa’ cuando iba a la carga de las posiciones enemigas en la playa, sobresalía por su filosa espada color plata, las explosiones de los disparos centellando en los botones plateados de su uniforme de batalla, la gaita, el revólver, la ametralladora, las granadas de mano, un arco y flechas, todo esto colgando de su cuello y de su costado. ¡Sí, un arco! Ahora bien, el espacio no me permitirá enumerar las ininterrumpidas y heroicas proezas de este excéntrico guerrero y muy condecorado británico, tanto dentro como fuera del campo de batalla, pero baste mencionar que a pesar de sus temerarias hazañas a lo largo de toda su vida, soportó la desilusión de fallecer pacíficamente en su lecho en 1996 a los 89 años de edad.

Me pregunto si cuando algunos de los poderosos hombres de David pisaron el campo de batalla, el enemigo tembló con temor y sus valientes seguidores, dieron un paso al frente hacia la línea de batalla. ‘Mad Jack Churchill, el asesino con falda escocesa, también creía que un líder de ataque debía tener una ‘reputación’ que al mismo tiempo desmoralizara al enemigo y convenciera a sus hombres de que nada era imposible. Nosotros, los hombres cristianos en esta guerra espiritual, debemos preguntarnos si nuestras vidas hacen lo mismo. ¿Eres un líder de ataque? ¿Puedes convencer a otros de que nada es imposible?

Me parece que en los comienzos del siglo XXI, hemos hecho de nuestras iglesias un campo de cría de debiluchos: “Alinéense. Siéntense. Sean amables. Tengan cuidado con lo que dicen y cómo lo dicen”… ¿cómo están sus planes de pensión, debiluchos? Al momento de escribir esto tengo casi 54 años de edad y ¡aún estoy vivo! Esto es un testimonio continuo y escrito de mi intención de, por lo menos, dejar un ‘legado de audacia’ a otros ‘don nadie’ que pudieran seguir haciéndolo después de mí (o morir en el intento) de hacer algo extraordinario por Jesús. Esta noche les digo, mis amigos, que si su visión no es mucho más grande que ustedes mismos, que sus lentes de contacto, que sus cuentas bancarias y que sus expectativas de vida, entonces, todo lo que tienen es un plan. Dios, por el contrario, ¡da visiones! Vayan a buscar una y, luego, ¡llévenla a cabo! 

Reflexiona:- …así que de común acuerdo hemos decidido escoger a algunos hombres y enviarlos a ustedes con nuestros queridos hermanos Pablo y Bernabé, quienes han arriesgado su vida por el nombre de nuestro Señor Jesucristo. Por tanto, les enviamos a Judas y a Silas para que les confirmen personalmente lo que les escribimos. Hechos 15:25-27 NVI 

Ora: -  Señor Jesucristo, por favor nunca permitas que ‘me quede en lo seguro’. ¡Ayúdame a vivir! Y que viva mi vida para Ti. Dame una visión que solo Tú puedas realizar y con ella, dame fe, dame determinación, dame la victoria o dame una muerte gloriosa. Amén y que así sea. 

 

Archives

Follow Crosswalk.com