Crosswalk.com aims to offer the most compelling biblically-based content to Christians on their walk with Jesus. Crosswalk.com is your online destination for all areas of Christian Living – faith, family, fun, and community. Each category is further divided into areas important to you and your Christian faith including Bible study, daily devotions, marriage, parenting, movie reviews, music, news, and more.

Intersection of Life and Faith

<< Susurros Nocturnos

Susurros Nocturnos - 14 de Enero, 2014

  • 2016 Jan 14
  • COMMENTS

Jan | 14 | Aquellos que andan a tientas en el mediodía y demás guerreros en oración

 
TEME 
 
Aquellos que andan a tientas en el mediodía y demás guerreros en oración

Habacuc 1:2
¿Hasta cuándo, SEÑOR, he de pedirte ayuda sin que tú me escuches? ¿Hasta cuándo he de quejarme de la violencia sin que tú nos salves? NVI 

He aquí la primera pregunta del profeta. Es una pregunta desesperada, pues las visiones dadas a Habacuc se referían a la total destrucción de su pueblo y, aunque pareciera que él era el hombre que ‘se pondría en la brecha para interceder’ por ellos, en realidad ¡no había forma de que pudiera hacerlo! pues en lo que a su pueblo se refería, Habacuc no veía arrepentimiento. Dios no se arrepentiría de la destrucción que había dicho que traería sobre ellos. 

Verán, la nación del antiguo pacto se había apartado de las palabras y mandamientos del Señor para ir y servir a otros dioses (Deuteronomio 28:14) y ahora, todas las maldiciones concertadas desde el lado oscuro del Monte Ebal, corrían ya a toda prisa cual regimiento hambriento, insaciable y vengativo, cayendo sobre sus cabezas y despojando la dulce grosura de sus valles infestados por el pecado. En medio de tales ruinas dejadas por semejante tifón, los esqueletos varados en el mar de todos sus pecados permanecían vigilantes, yaciendo de manera bochornosa hacia un lado, como un testimonio herrumbrado, viejo y seco de la terrible repercusión de un pacto quebrantado. Y mientras la negrura de la nube de su condena cubría el mediodía de sus cielos, aun los suspiros de los intercesores, todos ahora tanteando el aire en un acceso de tos, se lamentarían por el testimonio desconsolado de los polluelos que finalmente vuelven al hogar para dormir. 

Pregunta:
“¿Hasta cuándo, SEÑOR, he de pedirte ayuda sin que tú me escuches? ¿Hasta cuándo he de quejarme de la violencia sin que tú nos salves?

 Respuesta:
 “En pleno día andarás a tientas, como ciego en la oscuridad. Fracasarás en todo lo que hagas; día tras día serás oprimido; te robarán y no habrá nadie que te socorra.” Deuteronomio 28:29 

No había salvación para estos permanentes quebrantadores del pacto ante la brutalidad intimidatoria de los caldeos. No, nada los salvaría de las brillantes espadas de estos perseguidores de la antigüedad, semejantes a los faraones del mar rojo. Los quebrantadores del pacto no verían a los caldeos heridos en los confines de su nación protegida por el pacto, sino más bien, al igual que madera seca, la madera de Dios preparada para el juicio caldeo ardería ahora sobre los altares de los falsos dioses de Judá, y la llama diseminada de la indignación de Dios contra ellos los dejaría como un pueblo de potasa, esparcidos por la tierra donde los pájaros no cantaron más, como en Auschwitz, tierra cubierta de cenizas. Ahora, dense cuenta de lo siguiente: los caminos estrechos de Dios son, en realidad, los caminos anchos de la libertad y de la vida. Pero los caminos anchos de todos los quebrantadores pecadores y contrarios al pacto son caminos como tubos angostos, trayendo una destrucción que fluye rápidamente y es canalizada hacia un lugar semejante al mechero Bunsen: un caliente y siempre burbujeante lago de fuego. 

Me pregunto si en el momento en que nuestros propios y preocupados intercesores den testimonio de no haber encontrado una base sólida sobre la cual pararse, y las oraciones dichas a tientas no puedan asir la bondad de Dios, ¿será ese el momento de prepararnos para nuestro propio tifón? ¿Debería ahora, más que nunca, el mensaje central del Evangelio ser desenvainado una vez más y colocado como espada mordaz alrededor de los duros corazones de los impíos?

Reflexiona:- Partiendo de ustedes, el mensaje del Señor se ha proclamado no sólo en Macedonia y en Acaya sino en todo lugar; a tal punto se ha divulgado su fe en Dios que ya no es necesario que nosotros digamos nada. Ellos mismos cuentan de lo bien que ustedes nos recibieron, y de cómo se convirtieron a Dios dejando los ídolos para servir al Dios vivo y verdadero, y esperar del cielo a Jesús, su Hijo a quien resucitó, que nos libra del castigo venidero. 1 Tesalonicenses 1:8-10 NVI 

Ora: -  Señor, prepara las bocas de tus profetas una vez más y prepara a los oyentes que escucharán sus valientes proclamaciones. Ablanda los corazones duros. Abre los ojos ciegos. Envía a esos dos mensajeros de ‘temor y temblor’ a que lleven a la gente desde los estrechos caminos de la destrucción hacia los lugares anchos y amplios de la libertad que sólo se encuentra en Jesucristo, nuestro Señor y Salvador. Amén y que así sea 

 

Archives

Follow Crosswalk.com