Crosswalk.com aims to offer the most compelling biblically-based content to Christians on their walk with Jesus. Crosswalk.com is your online destination for all areas of Christian Living – faith, family, fun, and community. Each category is further divided into areas important to you and your Christian faith including Bible study, daily devotions, marriage, parenting, movie reviews, music, news, and more.

Intersection of Life and Faith

<< Susurros Nocturnos

Susurros Nocturnos - 15 de Febrero, 2016

  • 2016 Feb 15
  • COMMENTS

Feb 15 El primer ‘ay’ de cinco – La pesada arcilla del saqueo nacional

PELIGRO 

El primer ‘ay’ de cinco – La pesada arcilla del saqueo nacional

Habacuc 2:6-8

Y éstos lo harán objeto de burla en sus sátiras y adivinanzas. “¡Ay del que se hace rico con lo ajeno y acumula prendas empeñadas! ¿Hasta cuándo seguirá con esta práctica? ¿No se levantarán de repente tus acreedores? ¿No se despertarán para sacudirte y despojarte con violencia? Son tantas las naciones que has saqueado, que los pueblos que se salven te saquearán a ti; porque es mucha la sangre que has derramado, y mucha tu violencia contra este país, contra esta ciudad y sus habitantes.” NVI 

Adam Clarke se imagina de manera maravillosa a las naciones capturadas por Nabucodonosor unidas como un vasto coro condenatorio, sus pulmones tan henchidos de venganza que los cinco coros de maldiciones, a ser cantadas por la persona golpeada por la pobreza, golpearán duramente la tierra como flechas rotas, hasta cinco veces y hasta su total destrucción. 

Cuando una nación toma lo que no le pertenece, se considera una conquista además de un despojo.

Imagina ahora a esa nación ladrona como si fuera un hombre, cada parte de él tan cubierta con riquezas que no puede moverse. En cada mano lleva cinco sacos atiborrados de monedas de oro, las agarraderas le cortan la circulación de la sangre en sus muñecas y forman anillos grandes y punzantes en sus blancas y marchitas manos. Sus hombros casi han sido cortados por los tesoros que ha colgado de ellos y por la gran mochila del botín que acarrea; las costuras están tirantes, las dos direcciones de la fuerza gravitacional combinadas son tan pesadas y ejercen tal tensión que no se sabe si colapsarán sus temblorosas rodillas o en cualquier segundo, lo harán ¡caer de espaldas! Por eso y a modo de contrapeso, sus dientes están tratando de asir las agarraderas de más sacos de plata y diamantes en bruto, pero son tan pesados que sus mandíbulas se abren totalmente, y al mismo tiempo, el grueso saco que lleva en el abdomen y la chaqueta con muchos bolsillos, rebosan con más productos del saqueo, mientras sobre su cabeza se balancean varias cajas de pesados tesoros hasta que ya no puede dar más paso. Este hombre está ‘aumentado’ hasta que ya no puede cargar nada más, está oprimido por una carga inamovible, está vestido de una “pesada arcilla”. Así es, como una empresa de préstamos en el día de pago, tiene un hambre insaciable; está total y completamente exultante en su robo legalizado, su grosero abuso y su malicioso maltrato ante la triste situación de los destituidos. Al igual que un prestamista obeso de ‘Cash Express’ está estafando a los hambrientos, está enriqueciéndose ilícitamente con la desesperación, y cuando no pueden pagar llama a los gorilas y los alguaciles entran por las puertas, y otros más derraman la sangre de aquellos que ya no pueden pagar por protección contra los ladrones de poder. 

Ahora bien, los pobres siguen clamando. El pueblo ha tenido suficiente. Los saqueadores han acabado con todo. Y a medida que el poder del ladrón mengua y se pone a prueba intentando mantener su poderío, y cuando la soberbia de su grosura lo hace dormitar, los locos Medos se acercan y los poderosos Persas están listos para cosechar la semilla de la avaricia de Nabucodonosor. 

Esa nación, no importa cuán poderosa, esa nación que olvida a Dios y se rehúsa a humillarse ante Él, esa nación que cree que su propio poder y fuerza ha entregado a otros en sus hambrientas manos, esa nación que incluso ha sido utilizada como la espada del Señor contra otra nación, ¡esa nación igual caerá! Y si el Príncipe de Paz se demora un poco más, esa nación ahora tan soberbia, también ha de desaparecer ante las olas de una humanidad inflamada y vengativa y se ha de perder por siempre bajo las olas de la historia. 

Reflexiona:- “El que acapara riquezas injustas es perdiz que empolla huevos ajenos. En la mitad de la vida las perderá, y al final no será más que un insensato.” Jeremías 17:11 NVI 

Ora: -  Rey de las naciones, Señor de toda carne, nos inclinamos ante ti. Te damos gracias por todas Tus bendiciones. Estamos maravillados por todo lo que tú has hecho. Ayúdanos Señor a devolver aquello que nunca debimos tomar. Ayúdanos a restituir aquello que fue robado y usado. Ayúdanos a retirarnos de lugares que no nos han sido asignados. Ayúdanos a no ser traficantes de influencias, policías en un mundo que no es nuestro, pero como a toda buena gente, ayúdanos a permanecer en casa y a estar contentos con lo que tenemos, agradecidos con todo, siempre buscándote a Ti para protección y provisión, para bendición y no maldición. Amén y que así sea.

Archives

Follow Crosswalk.com