Crosswalk.com aims to offer the most compelling biblically-based content to Christians on their walk with Jesus. Crosswalk.com is your online destination for all areas of Christian Living – faith, family, fun, and community. Each category is further divided into areas important to you and your Christian faith including Bible study, daily devotions, marriage, parenting, movie reviews, music, news, and more.

Intersection of Life and Faith

<< Susurros Nocturnos

Susurros Nocturnos - 16 de Marzo, 2016

  • 2016 Mar 16
  • COMMENTS

Mar 16 “¡Traigan a la Bailarina DDG!”

Gozoso

“¡Traigan a la Bailarina DDG!”

Cantares 6:13

Vuelve, Sulamita, vuelve; vuélvete a nosotros, ¡queremos contemplarte! ¿Y por qué han de contemplar a la Sulamita, como en las danzas de los campamentos? NVI

El Libro de los Cantares es muchas cosas y, no menos importante, es la historia de un deseo sensual y casi maníaco. Lo cual, por cierto, para un hombre como yo de alrededor de cincuenta años, solo leerlo me resulta bastante agotador. Aun así, en nuestro versículo del día de hoy, la mujer bien amada es animada por su amado y por sus amigos vigilantes, y por todas las damas del coro, para que regrese y muestre una vez más su belleza tremendamente arrolladora. Ella les dice: “¿Qué quieren ver chicas y chicos? ¿La danza de los Dos Campamentos?”

En Inglés, Belleza Tremendamente Arrolladora, podría traducirse como Drop Dead Gorgeous (o para más sencillo DDG) lo cual literalmente se refiere a ‘la Danza de Mahanaim’. Ahora, esto hace referencia a cuando Jacob, quebrantado y temeroso, regresó al lugar donde había nacido para enfrentar lo que a su entender sería la ira vengadora de su hermano Esaú, al cual él había robado de su primogenitura. Jacob pensó que lo matarían y que todo lo que poseía y amaba iba a serle arrebatado y destruido. Para consolar su corazón en ese momento de temor, Dios dio a Jacob, este hijo falto de fe, una visión de dos campamentos de ángeles, dos ejércitos, dos regimientos de soldados cantores, dos coros de ángeles armados, en apariencia ejecutando, con una danza guerrera, el camino hacia su protección. Me pregunto si los ángeles ¿realizarán la danza de guerra Maorí? 

‘Ka mate Ka mate’ (muero, muero) ¡Es la muerte! ¡Es la muerte! ‘Ka ora Ka ora’ (vivo, vivo) ¡Es la vida! ¡Es la vida! ‘Ka mate Ka mate’ ¡Es la muerte! ¡Es la muerte! Ka ora Ka ora ¡Es la vida! ¡Es la vida! Tenei Te Tangata Puhuruhuru Este es el hombre peludo Nana i tiki mai whakawhiti te ra Que hizo al sol brillar por mi Upane Upane Hacia arriba, hacia arriba Upane Kaupane Y hasta la cima Whiti te ra ¡El sol brilla!

Así pues y siguiendo con la historia, Jacob, ahora en parte más tranquilo, después de que se había encontrado con los ángeles, también siguió su camino y luego exclamó: “¡Este es el Campamento de Dios!” Por eso llamó a ese lugar Mahanaim que significa “dos campamentos”. (Génesis 32:1-2 NVI) Me pregunto si la DDG nos apunta hoy hacia lo que fuera una danza muy conocida y que ahora se encuentra perdida en las arenas del tiempo. Una danza celestial, si así lo prefieren, pero con un tremendo parecido con la guerra, bella y gloriosa, gozosa y expectante, peligrosa como la danza de la espada y quizá tan espeluznante como un baile tradicional escocés realizado por un guardia escocés vistiendo su falda escocesa y girando como un derviche ¡sin ropa interior! ¿Tal vez fui muy lejos? 

No obstante, mi punto hoy es muy simple: La alegría verdadera, profunda, esa liberación eufórica que lleva de la tensión a la paz, todo esto conduce a la danza. En las Sagradas Escrituras, la alegría de la reconciliación, de la unión, de la redención y la liberación, del perdón y la bendición, siempre termina en danzas. ¡Aun si uno enseña lo suyo! Así pues, (y sin hacer que los arresten) oro para que su gozo se vuelva danza y que Dios les dé pies ligeros y dos compañías de ángeles con falditas escocesas que les enseñen cómo divertirse un poco. Ah, y recuerden: Ignoren a las hijas de Saúl por su propio bien: ¡son demasiado obsesivas! 

Reflexiona:- Vestido tan sólo con un efod de lino, se puso a bailar ante el SEÑOR con gran entusiasmo. Así que entre vítores y al son de cuernos de carnero, David y todo el pueblo de Israel llevaban el arca del SEÑOR. Sucedió que, al entrar el arca del SEÑOR a la ciudad de David, Mical hija de Saúl se asomó a la ventana; y cuando vio que el rey David estaba saltando y bailando delante del SEÑOR, sintió por él un profundo desprecio. 2 Samuel 6:14-16 NVI Tú, amada mía, eres bella como Tirsá, encantadora como Jerusalén, majestuosa como las estrellas del cielo. Cantares 6:4 NVI ¡Ah, princesa mía, cuan bellos son tus pies en las sandalias! Las curvas de tus caderas son como alhajas labradas por hábil artesano. Cantares 7:1 NVI 

Ora: -  Padre, dame un gozo indecible y una danza gloriosa, aun si ante los ojos de otros, ¡luzca como Zorba el griego después de demasiada aguardiente! Amén.

Archives

Follow Crosswalk.com