Crosswalk.com aims to offer the most compelling biblically-based content to Christians on their walk with Jesus. Crosswalk.com is your online destination for all areas of Christian Living – faith, family, fun, and community. Each category is further divided into areas important to you and your Christian faith including Bible study, daily devotions, marriage, parenting, movie reviews, music, news, and more.

Intersection of Life and Faith

<< Susurros Nocturnos

Susurros Nocturnos - 18 de Octubre, 2016

  • 2016 Oct 18
  • COMMENTS

Oct 18 El Gran Kahuna

COMPRAR

Mateo 13:44

“El reino de los cielos es como un tesoro escondido en un campo. Cuando un hombre lo descubrió, lo volvió a esconder, y lleno de alegría fue y vendió todo lo que tenía y compró ese campo.”

El Gran Kahuna

La compra del “Seawards Folly” a los rusos, se concretó finalmente en un día como hoy de 1867, por la ínfima cantidad de $7 millones de dólares. Un total de 1.518.800 kms. cuadrados de tierra, este territorio que es el doble de tamaño de Texas y casi un quinto de los Estados Unidos, fue adquirido por William Seward, Secretario de Estado del Presidente Andrew Johnson, quien vio la compra de la gigantesca Alaska como una oportunidad de expandir el tamaño de la nación a un costo muy bajo. Durante años, los críticos de Seward lo ridiculizaron por haber comprado el congelador más grande que había; eso fue, hasta que se descubrieron grandes cantidades de oro y petróleo, lo que convirtió a Alaska en un tesoro nacional, al parecer, ilimitado y sin explotar.

Hoy Jesús dice, “¡compra, compra, compra! ¡Compra el campo, obtén el tesoro, sé como el comerciante que descubre la perla de gran precio y vende todo lo que tiene para conseguirla! Jesús está diciendo con toda claridad, que cuando lo tenemos a Él, (porque Él es la perla de gran precio), cuando poseemos el Reino, (por que ese es el tesoro en el campo), hemos adquirido algo de valor indescriptible e inestimable, algo que excede por mucho, por encima y por delante, ¡todo lo que podemos pedir o imaginar! ¡Este tesoro que poseemos nos proveerá de un despliegue eterno e infinito de bendiciones y aventuras, de las cuales ni siquiera podemos imaginar, ya que simplemente no tenemos la capacidad de comprender lo que ya es nuestro!

Sin embargo, a diferencia de la compra de Alaska, esta compra no será barata. Les costará todo lo que tienen. ¡Todo! Es el mismo precio para uno y para todos. Es el mismo precio para los muy ricos y para los muy pobres: Les costará todo lo que tienen.

Algunos de nosotros poseemos mucho más de nada que otras personas: Condominios, artículos de lujo, un futuro asegurado, acciones, autos, casas, joyas de todas clases, de sonido discordante, brillantes, relucientes, por el momento todopoderosas, ¡y luego oxidadas y corroídas! Porque eso es todo lo que tienen al final. Desnudos llegan y desnudos, (¡sí, señor!) total y completamente desnudos, se irán. No obstante, para mí, es un horror constante la fuerte atracción que estos tesoros terrenales, estas costosas ruinas que dan un sacudón eléctrico y mortal de 240 voltios, tienen sobre muchos de nosotros. Jesús estaba en lo cierto: es más fácil que un camello pase por el ojo de una aguja que un hombre que pone su esperanza en las riquezas entre al Reino de Dios. Con respecto a esto podemos decir en verdad, “¡benditos sean los pobres!”

En este momento hay más de 6 mil millones de personas vivas en el planeta tierra. En menos de 100 años todos vamos a ser comida para gusanos. No hagan planes para los próximos 30 años, más bien hagan planes para los próximos 3 trillones de años. ¿Dónde van a estar ustedes para entonces y dónde va a estar todo lo que aman y todo por lo que trabajan?

Pueden estar seguros de estas dos cosas: El seguir a Jesús les va a costar todo; pero el seguir a Jesús ¡les hará ganar más de lo que ustedes puedan imaginarse jamás!

Reflexiona: Sin embargo, como está escrito: Ningún ojo ha visto, ningún oído ha escuchado, ninguna mente humana ha concebido lo que Dios ha preparado para quienes lo aman. 1 Corintios 2:9 

Ora: Bendito Espíritu Santo: Tú has revelado, de acuerdo con nuestra capacidad actual, un poco de lo que poseemos. A través de vidrios oscuros nos hemos esforzado por ver a Sión, nuestra ciudad de destino, la ciudad de Dios. Señor, los rumores que hemos escuchado y las Escrituras que hemos leído, entusiasman nuestros corazones. Hoy toma nuestras vidas, toma todo lo que tenemos y lo que somos y lo que seremos. Tómanos Señor, y háznos dignos hijos del Dios Vivo, poseedores de una vasta herencia, incorruptible e inmarcesible reservada en el cielo para nosotros. Te lo pido en el nombre de Jesús. Amén.

Archives

Follow Crosswalk.com