Crosswalk.com aims to offer the most compelling biblically-based content to Christians on their walk with Jesus. Crosswalk.com is your online destination for all areas of Christian Living – faith, family, fun, and community. Each category is further divided into areas important to you and your Christian faith including Bible study, daily devotions, marriage, parenting, movie reviews, music, news, and more.

Intersection of Life and Faith

<< Susurros Nocturnos

Susurros Nocturnos - 24 de Abril, 2016

  • 2016 Apr 24
  • COMMENTS

Apr 24 El canto de la tierra para el Santo en la tierra

El canto de la tierra para el Santo en la tierra

Habacuc 3:3

De Temán viene Dios, del monte de Parán viene el Santo. Selah. Su gloria cubrió los cielos y la tierra se llenó de su alabanza. (Reina Valera 1960)

“Y la tierra se llenó de su alabanza”.

En esta parte, literalmente, la llegada de la redención del Señor del Éxodo y la intrusión de Sus columnas ardientes dentro del continuum de Su espacio-tiempo, tocó varias notas en el planeta tierra, y tanto así, que la tierra se multiplicó en alabanzas ante la magnífica presencia de su Creador. En la tierra salvaje las columnas ardientes abrasaron la arena y todos los silicatos absorbieron su propio aliento y cantaron al son del resto de la tierra reverberante una palpitante alabanza al testimonio de Su presencia. 

Cada parte de la creación cobra vida ante la vista del Señor, tiene propósito en Sus manos creadoras, es moldeada, medida, puesta a prueba, utilizada, y conocida por Él. ¡Toda la materia ‘vive’ y posee una vida que tiene sentido y es agradable a su Creador y, junto con el resto de la materia, canta alabanzas a su Creador mientras eleva un suspiro de deseo de ser liberado de las ataduras y maldiciones del pecado. Todas las cosas viven para Aquél que las ha creado y éstas Lo alaban en la singularidad distintiva de sus propias voces. Como si esto no fuera suficiente, todas las cosas sienten el deseo de ser aquello para lo cual fueron destinadas, aquello para lo que fueron creadas y, cuando esto no sucede, entonces gimen por el desplazamiento causado por las formas crueles a las que se ven forzadas a adaptarse, contra la opacidad que les ha robado su brillo, contra las arañas negras en el ahora empañado espejo de plata, que refleja a Dios. Ninguna parte de la materia está realmente muerta, en otras palabras, cuando la tierra se llene con el conocimiento de la gloria del Señor y las aguas cubran los mares, en ese momento, la mismísima creación cobrará vida al igual que un Edén resucitado. Así ha de ser, en colores más nítidos, en fragancias fantásticas, en sonidos perceptibles y de maneras que superan nuestra imaginación, todas las cosas manifestarán su verdadera naturaleza. Sí, el león yacerá junto al cordero y aun los desiertos florecerán cuando el Señor de la tierra venga en gloria a reinar con Su amor. ¡Observa! La última vez que el Padre penetró en el continuum del espacio-tiempo, ¡la tierra se llenó de Su alabanza!

Todos los fuegos purificadores de Dios simplemente harán que Su tesoro brille todavía más. Por esto, dime querido cristiano, ¿Cristo en ti, la esperanza de gloria, hace brillar y cantar a todo tu ser? ¿Está cada parte de tu ser lleno de alabanzas por Dios esta noche? ¿No? Eso pensé. En verdad, qué silenciosa puede ser algunas veces la persona regenerada. Me avergüenza confesar que esta noche estoy a tu lado en esta parodia del testimonio de la presencia de Cristo en nosotros. Los engaños presentes del diablo aún están muy arraigados en nosotros, y obstaculizan nuestra visión de los ángeles ministradores que nos acompañan en nuestro andar diario. 

Te propongo hoy dos temas para meditar: 

Quizá sea esta noche el momento de pedir a Dios que manifieste Su presencia en nosotros y que Su toque de fuego alcance la tierra salvaje de nuestro ser, para que nuestro propio desierto comience a cantar una vez más y la tierra de nuestro ser finalmente se llene de Su alabanza. ¡Pídele eso!

Sin embargo, es más probable que hayamos entregado nuestro corazón a otro. A diferencia de la tierra, aun alabando con afán y gimiendo por ser adoptada, nosotros, los poseedores del fuego del Espíritu, nos hemos vuelto insatisfechos en la espera de la gloria venidera y entonces, mientras esperamos, hemos elegido la adoración a los ídolos. En el lecho de tu corazón, mi hermano que has dejado de alabar, mi hermana insensata, yace algo o alguien más que no es tu Señor. Puedo garantizarlo. Ahora bien, ¡expúlsalo! Entrégale los papeles de divorcio y regrésalo a Egipto. Limpia tu casa y haz lugar para tu Dios una vez más, ¡tú, persona mala y adúltera! ¡He aquí el problema, y no hay excusa para ello! 

Arrepiéntete primero y luego, hijo o hija de Dios, ¡podrás regocijarte de verdad! 

Reflexiona:- “¡Oigan, reyes! ¡Escuchen, gobernantes! Yo cantaré, cantaré al SEÑOR; tocaré música al SEÑOR, el Dios de Israel. Oh SEÑOR, cuando saliste de Seir, cuando marchaste desde los campos de Edom, tembló la tierra, se estremecieron los cielos, las nubes derramaron agua. Temblaron las montañas al ver al SEÑOR, el Dios del Sinaí; al ver al SEÑOR, el Dios de Israel.” Jueces 5:3-5 NVI

Ora: -  Las lágrimas de nuestro arrepentimiento emanan ahora Oh Dios, al tiempo que pedimos perdón por nuestra idolatría. Padre, ¡ven a nosotros una vez más; ven y toca la tierra de nuestro ser para que podamos reverberar en alabanzas a Ti, Oh Dios Altísimo! Amén y que así sea

Archives

Follow Crosswalk.com