Crosswalk.com aims to offer the most compelling biblically-based content to Christians on their walk with Jesus. Crosswalk.com is your online destination for all areas of Christian Living – faith, family, fun, and community. Each category is further divided into areas important to you and your Christian faith including Bible study, daily devotions, marriage, parenting, movie reviews, music, news, and more.

Intersection of Life and Faith

<< Susurros Nocturnos

Susurros Nocturnos - 25 de Abril, 2014

  • 2016 Apr 25
  • COMMENTS

 

Apr | 25 | Lenguaje de batalla

 
ORA

Exodo 17:12-13 
Aarón y Hur sostenían sus manos, el uno de un lado, y el otro del otro, así hubo en sus manos firmeza, hasta que se puso el sol. Entonces Josué derrotó a Amalec y a su pueblo a filo de la espada. 

Lenguaje de batalla

Poco o nada se conoce arqueológicamente sobre los Amelecitas actualmente. Sin embargo, la Biblia nos dice que ellos fueron quienes bloquearon la ruta de los israelitas que escapaban de la tiranía del Faraón cuando iban a la tierra prometida; ellos fueron quienes atacaron a los rezagados, los cansados y los débiles en su camino a la Tierra Santa; ellos fueron quienes obstaculizaron e hicieron más difícil el camino hacia la tierra donde fluía leche y miel. No es irracional entonces ver a los Amalecitas como un símbolo de todo mal y del odio en contra de la redención del pueblo de Dios. ¡Tal vez tenemos que recordar eso! De hecho, Dios dice en Deuteronomio 25:19, "Recuerda a los Amalecitas, bórralos de la historia y no olvides lo que te hicieron." Les digo que, de esta misma manera destructiva del Deuteronomio, ¡nosotros también debemos recordar a los Amelecitas!

Cualquier persona o grupo de personas viajando hacia Sión, viajando hacia todas las promesas de Dios que son "sí, y amén" en Cristo Jesús, son las que están en la Carretera de Santidad y en camino hacia la tierra prometida por Dios. Debes saber que, en esta carretera, te encontrarás con los más feroces de los enemigos, incluso con el destructor mismo. Más que nada, te encontrarás con los los ladrones, los matones y muy resentidos Amalecitas.

Ahora, amigo, aquí es donde tenemos que ser realistas. La santidad y la búsqueda de Dios y Sus promesas, Dios y Su ciudad, Dios y Su tierra, ¡no significa la presencia de la paz! Por el contrario amigo mío, ¡significa la práctica más definitiva de la guerra! El seguir fielmente a Dios, como ves, causa una perturbación en los lugares celestiales. ¿Sabías que tales perturbaciones en marcha, incluso aquellos movimientos minúsculos hacia la práctica de la santidad y el poder de la autoridad espiritual es como un punto gigante en el radar del enemigo y hace que vengan gritando y chillando para inspeccionarte e incluso para ahogarte? ¿Sabías que cuando el enemigo pierde terreno frente a ti, él contraataca? ¿Sabías que cuando el enemigo pierde gente de su reino, él aterroriza a los involucrados en el rescate? Los montajes meditativos, sonrientes y monásticos del cristianismo verdadero no necesitan armadura, mi amigo, pero los verdaderos caminantes del Camino las van a necesitar con ellos, cada día, y digo, ¡cada día! ¡Sé realista, por amor de Dios! ¡Anda, y ármate!

La poderosa arma de elección para ser usada en contra de los Amelecitas es la de "toda oración". Esta "ancha espada" de "toda oración" es difícil de usar, especialmente cuando la batalla es larga y dura todo el día y nuestros corazones se cansan viendo los avances y retrocesos de la batalla, esperando y observando, mirando y anhelando por el resultado final. Ni siquiera el poderoso Moisés habría prevalecido en la oración sin la ayuda de Aarón y Hur, a su derecha y a su izquierda levantando sus manos y yo te digo que es lo mismo contigo. ¡Aprender a manejar el arma de la oración es sin duda, muy pesado! ¡Busca ayuda!

¿Están los Amelecitas sobre tí hoy? ¡Entonces debes CLAMAR por ayuda! Suena la alarma, llama al número, envía la petición de oración, busca a los amigos, manda ese correo electrónico, suplica en tus oraciones y reúne al pueblo de Dios que está cerca de tí, para que te sostengan, de modo que puedas pelear en oración, después de todo, eso es lo que es la oración ¿no es así? ¡Es un lenguaje de guerra!

Reflexiona: “…orando siempre con toda oración y súplica en el Espíritu, y velando por este fin con toda perseverancia y súplica por todos los santos" Efesios 6:18

Ora: ¡AYUDAME SEÑOR! Envíame ayuda para sostener mis manos hoy. Te lo pido en el nombre de Jesús. ¡Amén y amén!
Archives

Follow Crosswalk.com