Crosswalk.com aims to offer the most compelling biblically-based content to Christians on their walk with Jesus. Crosswalk.com is your online destination for all areas of Christian Living – faith, family, fun, and community. Each category is further divided into areas important to you and your Christian faith including Bible study, daily devotions, marriage, parenting, movie reviews, music, news, and more.

Intersection of Life and Faith

<< Susurros Nocturnos

Susurros Nocturnos - 29 de Marzo, 2016

  • 2016 Mar 29
  • COMMENTS

Mar 29 ¡Se los dije!

TRABAJO

¡Se los dije!

Gálatas 6:7

No os engañéis, Dios no puede ser burlado…todo lo que el hombre sembrare, eso también segará. (Reina Valera 1960) 

Así pues, el vicario calvo y entrado en años y vistiendo su cuello blanco, se sienta una vez más frente a los niños de cinco años y les dice: “Bien niños, al mirar en mi jardín esta mañana vi a mi amigo. Mi amigo tiene el pelo gris, grandes dientes al frente, una gran cola esponjosa y estaba sentado a mi mesa comiendo bellotas. ¿Pueden adivinar quién era?” La mayoría de los niños sabía que se trataba del Sr. Ardilla, pero fue el listo de Juanito, al ver que la pregunta venía del vicario, quien levantó su mano en el aire más alto que un cohete, mientras gritaba “¿Era Jesús?” Sé que probablemente ya les he contado esta historia, pero aún me hace mucha gracia y por eso pensé en contárselas una vez más. 

Una definición de ‘epigenética’ es que se refiere ‘al estudio de los cambios en la función genética que son heredados y que no pueden ser explicados por cambios en la secuencia deL ADN’. O qué tal esta otra: “La epigenética es el estudio de la adaptación estructural de las regiones cromosómicas para registrar, señalar o perpetuar los estados de actividades modificadas”. O mejor aún: “La epigenética es el estudio de los fenotipos heredables que resultan de cambios en un cromosoma sin que se haya modificado la secuencia del ADN”. Sí, esa es la que más me gusta. 

La epigenética plantea que una secuencia genética, sin ser modificada, puede de hecho, ser ‘empaquetada’ o ‘envuelta’ de tal manera que la ‘expresión’ de esos genes cambia. La epigenética sugiere que no solo el ambiente físico que habitamos, sino también lo que hacemos en nuestra vida, cambia y afecta el epigenoma de una manera tan profunda que la expresión de nuestra compaginación genética no solamente cambia, sino que dichos cambios pasan a nuestros hijos y a los de ellos. Algunos científicos han sugerido que el hecho de que los hombres, históricamente, hayan elegido a mujeres jóvenes para formar una pareja, fue la causa por la cual los cuerpos de las mujeres de más edad dejaron de ser fértiles y como consecuencia, los hombres son los culpables de la menopausia. La mayoría de los esposos coincidirán en que no importa si son culpables de la menopausia o no, ¡seguramente serán culpados también si el parche de estrógeno deja de funcionar!

Hablando como un mal teólogo e incluso un peor científico, siempre sonrío cuando en las oscuras cuevas de los así llamados ‘más profundos descubrimientos’ de la ciencia, tarde o temprano repiten las simples declaraciones de la revelación de Dios en la Biblia. Es cierto, cuanto más descubre el hombre, menos parece saber. Más aun, el ‘hecho unificador’ (no la teoría) de todas las cosas aparece clara y maravillosamente ante nosotros en las Escrituras. Jesús, la Palabra encarnada, mantiene todas las cosas unidas. Él es el unificador de todo lo que se ve y lo que no se ve. Él es la respuesta definitiva a la pregunta fundamental; es la respuesta a tu pregunta, (¡a menos que lo que te estés preguntando es de qué color pintar tu dormitorio!). Tú me comprendes. Lee la Biblia y cree lo que dice, especialmente si eres un aficionado a investigar en las profundidades de todas las expresiones perfectas del Dios Altísimo. Ah, y recuerda… todo lo que tú siembres, ¡eso también cosecharás!

Reflexiona:- Dios, que muchas veces y de varias maneras habló a nuestros antepasados en otras épocas por medio de los profetas, en estos días finales nos ha hablado por medio de Su Hijo. A éste lo designó heredero de todo, y por medio de él hizo el universo. El Hijo es el resplandor de la gloria de Dios, la fiel imagen de lo que él es, y el que sostiene todas las cosas con su palabra poderosa. Después de llevar a cabo la purificación de los pecados, se sentó a la derecha de la Majestad en las alturas. Así llegó a ser superior a los ángeles en la misma medida en que el nombre que ha heredado supera en excelencia al de ellos. Hebreos 1:1-4 NVI 

Ora: -  Padre, Hijo y Espíritu Santo, Tú hiciste que yo fuera cuerpo, alma y espíritu eterno. En estas tres áreas, guíame a hacer el bien para que pueda cosechar lo mismo y así poder ser bendecido y ser una bendición para otros. Amén y amén. 

Archives

Follow Crosswalk.com