Crosswalk.com aims to offer the most compelling biblically-based content to Christians on their walk with Jesus. Crosswalk.com is your online destination for all areas of Christian Living – faith, family, fun, and community. Each category is further divided into areas important to you and your Christian faith including Bible study, daily devotions, marriage, parenting, movie reviews, music, news, and more.

Intersection of Life and Faith

<< Susurros Nocturnos

Susurros Nocturnos - 30 de Diciembre, 2015

  • 2015 Dec 30
  • COMMENTS

 

Dec 30 ¡Bombardea la casa!

LIMPIA

Lucas 11:24-26 

“Cuando un espíritu maligno sale de una persona, vapor lugares áridos buscando un descanso. Y al no encontrarlo, dice: "Volveré a mi casa, de donde salí."Cuando llega, la encuentra barrida y arreglada. Luego va y trae otros siete espíritus más malvados que él, y entran a vivir allí. Así que el estado final de aquella persona resulta peor que el inicial.”

¡Bombardea la casa! 

En el Sur de la Florida, algo común de ver son casas cubiertas por completo con una lona alquitranada, y envueltas como si fueran un regalo de Navidad gigante, pero sin el moño. El propósito de esto es el control de plagas o más específicamente, la aniquilación de las termitas. La casa completa está a punto de ser bombardeada con un nebulizador altamente tóxico que penetrará por todas las rendijas y espacios y realizará su mortífera tarea.

En esta parte de los Estados Unidos existe una muy alta concentración de termitas subterráneas, y se estima que en todo Norteamérica esta peste de insectos muy destructivos le cuesta a las personas hasta $2 mil millones de dólares anuales en daños totales a la madera.

Se cree que las termitas pueden, químicamente, percibir la presencia de la madera. Las trabajadoras termitas siempre están buscando nuevos lugares para alimentarse. Cuando lo encuentran, regresan a la colonia para buscar más trabajadores que las ayuden en el proceso de alimentación en la nueva locación. Esencialmente sigilosas en su alimentación y su diseño, la infestación por termitas por lo general se nota solamente cuando la excavación de los túneles y lo que han consumido, han sido tan minuciosos que provoca un debilitamiento estructural y por ende, un colapso. En el negocio del control de plagas se dice que hay dos clases de casas: ¡las que están siendo atacadas por las termitas y las que lo van a ser!

Puedo decir, igualmente, que hay dos clases de Cristianos: ¡Los que están siendo atacados por malvados espíritus demoníacos y los que lo van a ser! Traten de imaginar que todo su ser es una casa espiritual: Puede proveer comida, sustento y cobijo para cualquier espíritu errante, seco y sediento. Si hemos fallado en la construcción de barreras de protección tales como la confesión, el perdón, la oración y la guerra espiritual, entonces es probable que en algún punto hayamos permitido el “acceso” a nuestra casa espiritual de algunos intrusos no deseados, y que ahora nos encontremos atormentados secretamente. Pensábamos que todo estaba bien, pero una ‘comida’ ha tenido lugar debajo de nuestra superficie. Un temperamento irascible, una actitud molesta, una vida llena con malos pensamientos, una incapacidad de creer en Dios, una fe débil, el resurgimiento de viejos pecados a los que nos hemos habituado, flojera, depresión, y la lista continúa; todas estas cosas pueden ser un indicativo de una ‘alimentación’ secreta, de una invasión maligna, de ventanas abiertas, de puertas abiertas y de invitados no deseados, y aquí estoy hablando de opresión, más que de posesión.

Al final del año, probablemente sea un buen momento para hacer una fumigación espiritual, para realizar una desinfección y levantar algunas barreras. Oh, vamos amigo, sé realista. ¿No te gustaría estar libre de ese problema? ¿No te gustaría liberarte de esos pensamientos impertinentes, de esas dudas diabólicas y de esos sentimientos malvados? ¿De dónde crees que vienen? ¡Puede ser que estés infestado! Estar demonizado no significa que te sientas allí y tu cabeza da vueltas arrojando vómito verde por todos lados. Generalmente significa que estás preocupado, que te sientes sucio y que estás necesitando una buena limpieza, a la antigua. Hemos dejado algunas puertas o ventanas abiertas por donde han entrado estos sucios precaristas, haciendo todo un caos. Todos necesitamos una buena limpieza de manera regular, y esta época del año es un buen momento para comenzar este proceso.

La carnada Cristiana, la barrera y la bomba para tratar con esta infestación espiritual es una y la misma: Es la verdad. La verdad en contexto y la verdad aplicada. Es la verdad de la Palabra de Dios. Es la Palabra de Dios, aplicada correctamente. Aunque la verdad aplicada no es tóxica, aún así, la verdad, cuando se la coloca en contacto con las mentiras y el engaño, puede hacer que la vida se vuelva un poco confusa, un poco olorosa y un poco desagradable y poco saludable para los que están a nuestro alrededor. Así que, este mi consejo para una limpieza protectora, productiva y segura:

Ve con un buen amigo, preferentemente, uno que sepa algo sobre el control de plagas: Cubre tu casa espiritual con la lona alquitranada de la oración a solas. Recuerda que esto no es algo público, el público no necesita ver. Ahora, quita todas las cosas vivas de tu área y, ah sí, quita todos los puntos de ignición. Apaga las lámparas indicadoras. En otras palabras, si tú sabes que algo te ‘va a tentar’, reconócelo antes de comenzar, haz las paces con eso. Ahora, ¿estás listo? Bien. ¡Avienta la bomba!

Invita al Espíritu Santo de Dios a acompañarte a caminar por tu casa espiritual, exponiendo las mentiras y los modos destructivos y mortales con los que el enemigo ha creado catacumbas en tus fundamentos. Confiesa tus pecados. Arrepiéntete de creer en estas “cosas” mortales, y declara que ahora eliges la verdad y la vida. Invita a la luz de Su verdad a que explote en toda tu casa, exponiendo al enemigo y exponiendo sus mentiras y muerte. Da la posesión de ti mismo total y completamente a Dios. Comienza ahora a reclamar, minuciosamente, tu casa espiritual. Una vez que hayas hecho esto, quita la lona alquitranada y limpia cualquier suciedad. Simple, ¿eh? ¡No! porque éste es sólo el principio.

Debes comprender que una limpieza profunda lleva tiempo. Lleva esfuerzo de tu parte. A menudo es un proceso continuo a lo largo de muchos años. Otras veces la infestación está tan diseminada, es tan endémica, que vas a tener que bombardear y limpiar una habitación a la vez. Dios te ayudará con esto. Lo importante es que reconozcas la infestación y comiences a hacer algo al respecto. ¡Comienza! Comienza a escuchar la Palabra de Dios y a atesorarla; comienza a escuchar la Palabra de Dios y a aplicarla. Este año que se avecina, ¡comienza!

Reflexiona: Mientras Jesús decía estas cosas, una mujer de entre la multitud exclamó: —¡Dichosa la mujer que te dio a luz y te amamantó! —Dichosos más bien —contestó Jesús— los que oyen la Palabra de Dios y la obedecen!” Lucas 11:27-28 

Ora: Envía Tu luz y Tu verdad; que ellas me guíen a Tu monte santo, que me lleven al lugar donde Tú habitas. Llegaré entonces al altar de Dios, del Dios de mi alegría y mi deleite, y allí, oh Dios, mi Dios, te alabaré al son del arpa. Salmos 43:3-4

Archives

Follow Crosswalk.com