29 DE JULIO

ESCRITURA:

Segunda Corintios 1:3-4: “Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, Padre de misericordias y Dios de toda consolación, el cual nos consuela en todas nuestras tribulaciones, para que podamos también nosotros consolar a los que están en cualquier tribulación, por medio de la consolación con que nosotros somos consolados por Dios.”

TESORO BÍBLICO:

Alguien bien dijo que el desánimo es un aposento sombrío donde los negativismos del temor y el fracaso se desarrollan. Existen los que son alentadores y los que son desalentadores. ¿Ha conocido a un desalentador? Son como un trago de agua a un hombre que se ahoga. Ellos pueden iluminar un salón con sólo salir de éste. Le dejan debilitado y deprimido. Por el contrario, una persona alentadora le deja lleno y renovado. Dios ha acaparado el mercado del ánimo. Todo el ánimo y consuelo proviene de Dios. Nunca se parece usted más a Dios que cuando motiva a otros. Y nunca se parece más al diablo que cuando desanima a la gente.

PUNTO DE ACCIÓN:

Encuentre una persona necesitada y enriquézcala, una persona solitaria y tómela en cuenta, una persona mal juzgada y afírmela, una persona con potenciales y desarróllela, una persona que ha fallado y restáurela.

Cómo Aprender A Controlar Sus Emociones
Cómo Aprender A Controlar Sus Emociones 
¿Está usted plagado (a) de dudas? ¿La depresión, la soledad y la inferioridad se mantienen sobre usted como una nube tenebrosa? ¿Crea la tensión diaria de la vida un pozo de ira en lo íntimo de su ser? ¿Se encuentra paralizado (a) por el temor? ¿Está experimentando la enfermedad de la amargura?