Diversión y Juegos

El corazón alegre constituye buen remedio. Proverbios 17:22

Todo el mundo sabe acerca del prestigio del Premio Nobel, un premio que se otorga a aquellos que hacen contribuciones políticas, científicas y literarias significativas a causa de la paz y el entendimiento humano. (Ha sido llamado así, irónicamente, por el inventor del explosivo TNT. Él quería ser recordado por algo constructivo y no destructivo.)

Pero tal vez nunca has oído hablar de los Premios In Nobel . Estos premios son entregados por logros que "primero hacen reír a la gente y, luego hacen que piensen."

Entre los últimos homenajeados están los que han estudiado lo siguiente:

• Cómo detener el hipo

• La causa de la cual los pájaros carpinteros no sufren dolores de cabeza

• La razón por la cual a las personas no les gusta el sonido de las uñas chirriando en una pizarra

• La causa por la cual los espaguetis secos a menudo se rompen en más de dos pedazos cuando se doblan

• La cantidad de fotografías una persona debe tomar para asegurarse de que nadie de la foto del grupo tendrá sus ojos cerrados

Uno de mis favoritos fue el ganador de 2006 en la categoría de "paz". Obtuvo su In Nobel por la invención del repelente electromecánico a adolescentes, un dispositivo que hace un ruido molesto audible para los adolescentes pero no para los adultos. (Con el interés del juego limpio, él utilizó la misma tecnología para crear los tonos de llamada de teléfonos celulares que pueden ser escuchados por los adolescentes pero no por sus profesores.)

Todo esto para decir: No creas que la única manera de hacer que los niños piensen y se involucren contigo es a través de la enseñanza seria. Trae un tema raro a la cena una noche y ve hacia dónde va la conversación. Ponlos a pensar acerca de tomar buenas decisiones en un juego de Twister. Examina la creatividad de Dios, preguntándoles cuantas caras diferentes pueden hacer.

Una de las mayores y más gratificantes partes de ser padres es aprender a hacer un buen uso de la diversión. La risa es el lubricante de Dios para el alma. La diversión reduce la fricción cuando un padre quiere meter una verdad importante en el corazón de su hijo o hija. Aprende a reírte. ¡Mucho!