Crosswalk.com aims to offer the most compelling biblically-based content to Christians on their walk with Jesus. Crosswalk.com is your online destination for all areas of Christian Living – faith, family, fun, and community. Each category is further divided into areas important to you and your Christian faith including Bible study, daily devotions, marriage, parenting, movie reviews, music, news, and more.

Intersection of Life and Faith

<< Devocional para Parejas

Lapresión de los compañeros afecta - Devocional para Parejas - La semana del 5 de Diciembre

  • 2016 Dec 05
  • COMMENTS

 

Lapresión de los compañeros afecta.

El temor del hombre pondrá lazo; mas el que confía en el Señor será exaltado.

Proverbios 29:25

Yo solía pensar que la presión de los amigos sólo se veía en los libros sobre la paternidad y en las situaciones que enfrentan los adolescentes. Pensaba que era algo que se supera. Pero recuerdo haber estado sentado en una reunión de negocios en una sala llena de líderes cristianos, en la que me pidieron que votara por un asunto en particular. El hombre sentado a mi lado, un amigo muy cercano, tenía una opinión muy fuerte y distinta de la mía. Y durante el debate que siguió, yo opté por guardar mis convicciones en silencio.

Finalmente, se nos pidió que nos pusiéramos de pie para indicar nuestro voto por el “sí” acerca del tema. Mi amigo se puso rápidamente de pie. No fue el único. Muchos otros se levantaron en apoyo.

Aún puedo sentir las resonancias que tronaban dentro mí. “Aun cuando estoy en contra de esto,” pensé, “¿cómo puedo quedarme sentado, cuando uno de mis mejores amigos está de pie, cuando parece que todos están de pie?”

Entonces hice lo que todo pre-adolescente o adolescente es tentado a hacer: cedí, y me puse de pie. Y desde esa posición pude ver claramente a dos que se quedaron sentados, oponiéndose a la moción. Sólo dos. Aún los recuerdo por su valentía y sus convicciones.

La presión de los compañeros ocurre no sólo junto a los casilleros y pasillos de la escuela, sino también alrededor de la mesa con nuestros socios de trabajo, en las casas de nuestros vecinos, durante conversaciones de adultos, cuando no quieres admitir quién realmente eres y qué es lo que realmente crees. El temor a ser diferente o disidente no nos abandona cuando alcanzamos la adultez; se cambia de ropa pero conserva el mismo esqueleto.

Lo que ese día necesitaba era integridad. Necesitaba el carácter para votar por lo que yo sabía que era lo correcto.

Archives

Follow Crosswalk.com