Crosswalk.com aims to offer the most compelling biblically-based content to Christians on their walk with Jesus. Crosswalk.com is your online destination for all areas of Christian Living – faith, family, fun, and community. Each category is further divided into areas important to you and your Christian faith including Bible study, daily devotions, marriage, parenting, movie reviews, music, news, and more.

Intersection of Life and Faith

<< Devocional para Parejas

Devocional para Pareja - La Semana del 11 de Noviembre

  • 2013 Nov 11
  • COMMENTS


Lo Mismo, Sólo Diferente
Por Barbara Rainey

Varón y hembra los creó. Génesis 1:27,KJV

Dennis y yo recibimos un lindo correo sobre las diferencias románticas entre hombres y mujeres. Empezó preguntando "¿Cómo conquista usted a una mujer?"

Respuesta: "Dele vino, cene con ella, llámela, abrácela, sorpréndala, elogie su cabello, vaya de compras con ella, escúchele hablar, compre flores, sujete su mano, escríbale cartas de amor, y esté dispuesto a ir y volver hasta el final del mundo por ella." Yo estaría de acuerdo con eso.

Pero cuando se hizo la misma pregunta pero al revés: "¿Cómo conquista usted a un hombre?"- La respuesta fue mucho más breve y al grano.

Respuesta: "Llegue desnuda. Lleve comida".

Ahhh… hombres.

Pero, en cierto modo, esta mezcla de nuestras diferencias románticas es similar a la forma de hacer un buen aderezo para ensaladas. Aceite y vinagre son los más diferentes de los condimentos. La única cosa que tienen en común es que son líquidos. Aparte de eso, son la noche y el día. El aceite es liso, el vinagre es cortante. El aceite es espeso, el vinagre es aguado. Déjelos solos en la misma botella, los dos siempre migrarán a los extremos opuestos y permanecerán allí para siempre, a menos de que se sacudan.

Curiosamente, sin embargo, incluso después de que la botella ha sido sacudida, los dos ingredientes retienen sus identidades únicas. Y sin embargo, se complementan entre sí en una unidad de armonía. En conjunto, son un toque estimulante para una simple mezcla de lechugas.

Y lo mismo sucede en el matrimonio. No importa cuántas veces el esposo y la esposa se unen, ellos siempre siguen siendo únicos. Él siempre pensará como un hombre, ella, como una mujer. Y aunque su diseño innato nunca cambiará, ellos pueden comprenderse mejor el uno al otro y pasar a amarse el uno al otro con compasión, sabiendo que al hacerlo, crean una sabrosa mezcla de intriga romántica.

Archives

Follow Crosswalk.com