Crosswalk.com aims to offer the most compelling biblically-based content to Christians on their walk with Jesus. Crosswalk.com is your online destination for all areas of Christian Living – faith, family, fun, and community. Each category is further divided into areas important to you and your Christian faith including Bible study, daily devotions, marriage, parenting, movie reviews, music, news, and more.

Intersection of Life and Faith

<< Devocional para Parejas

Devocional para Pareja - La Semana del 9 de Febrero

  • 2015 Feb 09
  • COMMENTS

El lugar perfecto

Para obtener una herencia incorruptible, inmaculada, y que no se marchitará, reservada en los cielos para ustedes. 1 Pedro 1:4, NBL

Todos anhelamos lo perfecto. El hogar perfecto, esposo perfecto, cuerpo perfecto, trabajo perfecto, iglesia perfecta.

En 1976, nuestra familia se mudó de Dallas a Little Rock y compró una pequeña casa amarilla de madera de tres dormitorios con un porche y ventanas blancas. Estaba lejos de ser perfecta – más bien sucia, mohosa y polvorienta. Pero después de unos buenos seis meses de remodelación, la casa terminó siendo muy buena para nuestra pequeña familia de cuatro. Recuerdo que mi padre vino a visitarnos allí en el segundo cumpleaños de Ashley para ayudarme a poner un poco de moldura en su dormitorio. Nos reímos acerca de ir a la ferretería a buscar "masilla de un cuarto de pulgada" ¡con la esperanza de llenar el vacío que habíamos dejado entre la moldura y el techo!

Pero después de siete años y tres hijos más, nuestra pequeña casa linda de tres dormitorios se fue acercando a la densidad de la población de Hong Kong. Así que en la búsqueda de la perfección, nos trasladamos al oeste, a los bosques, al parecer, justo al lado del borde de la tierra. También fue un buen momento, porque nuestra hija menor, Laura, ya estaba en camino antes de que hiciéramos las maletas.

Nos tomó dos viajes y medios con el camión Ryder para esa mudanza – todo desde los columpios hasta los vagones, peluches y muñecas, acuarelas de Barbara y mi equipo de caza y pesca. Y a pesar de que resultó ser un gran paso para nuestra familia, esta casa tampoco ha sido perfecta, ni lo han sido los niños, los vecinos, Bárbara ni yo.

De hecho, hemos dejado de buscar lo perfecto – ya sea en las casas o en los demás. En cambio, estamos aprendiendo con la gracia de Dios a darnos cuenta de que sólo Él es perfecto. Y que el único lugar perfecto que jamás tendremos será nuestra última mudanza, cuando vayamos a vivir con Él para siempre en el cielo.

Archives

Follow Crosswalk.com