Crosswalk.com aims to offer the most compelling biblically-based content to Christians on their walk with Jesus. Crosswalk.com is your online destination for all areas of Christian Living – faith, family, fun, and community. Each category is further divided into areas important to you and your Christian faith including Bible study, daily devotions, marriage, parenting, movie reviews, music, news, and more.

Intersection of Life and Faith

<< Devocional para Parejas

Oraciones alrededor del mundo - Devocional para Parejas - La semana del 10 de Abril

  • 2017 Apr 10
  • COMMENTS

Oraciones alrededor del mundo

Exhorto ante todo, a que se hagan rogativas, oraciones, peticiones y acciones de gracias, por todos los hombres.

1 Timoteo 2:1

En noviembre del 1970, durante la mayor tensión en Vietnam, un par de estudiantes universitarios lanzaron una campaña para crear conciencia sobre la situación de los prisioneros de guerra y desaparecidos en acción. Su plan era fabricar pulseras metálicas económicas, cada una grabada con el nombre de un soldado y la fecha de su captura, y distribuirlas a a nivel nacional como recordatorios para los ciudadanos.

Sharon Denney, ahora con mas de 40 años y consejera de admisiones en una universidad, recuerda haber enviado sus dos dólares y cincuenta centavos para una de esas pulseras a principio de los 70. La suya fue grabada con el nombre del Teniente Ralph Galati, cuyo jet de la Fuerza Aérea había sido derribado en Vietnam del Norte. Galati sufrió todo un año de tortura y privaciones, incluyendo más de dos meses en una celda de aislamiento solitario.

Pero al otro lado del mundo, en su ciudad natal de Morrow, Georgia, la joven Sharon Denney estaba orando por Galati— por su seguridad, y por su liberación o rescate.

Muchos años pasaron, y mientras Sharon revisaba algunas cosas en la casa de sus padres, se encontró nuevamente con la pulsera del prisionero de guerra. Luego de una breve búsqueda en Internet y unas llamadas telefónicas, no sólo se enteró de la liberación de Galati en 1973 sino también dio con su número de teléfono. Cuando finalmente pudo contactarse con él, el ex-prisionero de guerra le contó que cientos de personas lo habían contactado a través de los años. Hombres y mujeres, niños y niñas que habían llevado puesta su pulsera, habían recordado su sufrimiento y habían orado, orado, orado por su soldado prisionero.

La oración no conoce fronteras de tiempo o espacio, límites de edad o distancia. La oración simplemente es nuestro lazo con el corazón de Dios y con las vidas de las personas en todo el mundo. Nunca subestimes lo que la oración puede hacer a corto plazo o a largo plazo. No te rindas. Sigue orando.


Archives

Follow Crosswalk.com