Crosswalk.com aims to offer the most compelling biblically-based content to Christians on their walk with Jesus. Crosswalk.com is your online destination for all areas of Christian Living – faith, family, fun, and community. Each category is further divided into areas important to you and your Christian faith including Bible study, daily devotions, marriage, parenting, movie reviews, music, news, and more.

Intersection of Life and Faith

<< Devocional para Parejas

Devocional para Parejas - La semana del 15 de Julio

  • 2013 Jul 15
  • COMMENTS

Ir a la Capilla

Pondré el temor de Mí en sus corazones para que no se aparten de Mí. Jeremías 32:40

Hace muchos años, Me pidieron que casase a una pareja en un estado en el que no tenía permiso para oficiar bodas. No era complicado—el viernes que llegase a la ciudad, imaginaba que bajaría a la oficina de registro del condado y firmaría la documentación adecuada.

Pero estaba muy cansado cuando llegué aquel viernes por la tarde en particular, y me convencí a mí mismo que tomaría 15 minutos para estirarme en la cama y descansar los ojos. Quince minutos se convirtieron en más de dos horas. Cuando desperté eran las 4:15—demasiado tarde para obtener el permiso.

En ese momento yo tenía una opción: llamar a mi amigo para ver si él conocía un ministro con permiso que me pudiese ayudar, o sólo hacer como si nada. ¿Quién lo iba a saber? Me sentía cómodo en mi decisión deI Plan B. Pero aquella noche en el ensayo, el novio me preguntó, “Eh, ¿Fue usted a los juzgados hoy a registrarse?” Parpadeé dos veces y luego respondí, “Oh, sí, claro”.

Ay, cómo me corroía la conciencia durante toda la ceremonia. Y durante los meses siguientes. El Señor me apretó los tornillos hasta que supe que tenía que confesar. Finalmente, me armé de valor para llamar a mi amigo y me reuní con él. Le dije, “Mm, no te va a gustar escuchar esto, pero te debo una disculpa . . . y no estás casado legalmente”.

Por supuesto, él me perdonó. Sí, fuimos y nos encargamos de ello. Pero me enseñó una gran lección sobre la situación de mi corazón y mi profunda necesidad de temer al Señor. Temer a Dios es lo que nos ayuda a cumplir nuestras promesas. Es lo que honra nuestra palabra. Es lo que edifica la fidelidad en nuestras vidas. Temer al Señor nos ayuda a permanecer fieles a Él, fieles a otros y fieles muy profundamente a nosotros mismos.

Archives

Follow Crosswalk.com