Crosswalk.com aims to offer the most compelling biblically-based content to Christians on their walk with Jesus. Crosswalk.com is your online destination for all areas of Christian Living – faith, family, fun, and community. Each category is further divided into areas important to you and your Christian faith including Bible study, daily devotions, marriage, parenting, movie reviews, music, news, and more.

Intersection of Life and Faith

<< Devocional para Parejas

Devocional para Parejas - La semana del 18 Enero

  • 2016 Jan 18
  • COMMENTS

Ayunar

¿No es éste el ayuno que yo escogí, desatar las ligaduras de impiedad, soltar las coyundas del yugo? Isaías 58:6

Hace ya unos años, estaba lidiando con la situación de la familia en Estados Unidos y lo que Dios me estaba llamando a hacer al respecto. Yo lo sentí que me llevaba a embarcarme a una extensa ayuna. Así que después de consultar con mi médico para asegurarme que era físicamente capaz de no consumir más que los jugos de frutas y verduras durante 40 días, me puse en la fe para encontrar a Dios en esta manera simplificada, escueta. No puedo describir adecuadamente como fue mi experiencia con él durante ese tiempo.

Puede ser incómodo hablar de ayunar. Algunos dicen que no debemos hablar del tema, ya que puede significar que estamos espiritualmente orgullosos. Debido a que rara vez hablamos de ello, el ayuno es el más incomprendido de todas las disciplinas espirituales.

El ayuno es espiritualmente saludable porque nos obliga a dejar de alimentar nuestros apetitos carnales interminables. Yo diría que una de las lecciones más importantes de mi tiempo de ayuno fue que me dio una mirada real de lo verdaderamente egoísta que soy y cómo gran parte de mi vida giraba en torno a mis apetitos. Me di cuenta de lo mucho que necesito a Dios.

Nuestra cultura alimenta nuestro ensimismamiento materialista, que se rebela y se resiste a cualquier cosa parecida al sacrificio. A menudo vivimos para satisfacer nuestro apetito y nos rodeamos de lujos y comodidades. Nos negamos muy pocas cosas. Fue bueno para mí acogotar mi carne por un período prolongado de tiempo. Parte de mi razón por hacerlo, sinceramente, fue invitar a Dios a trabajar en mi corazón y someter a los tiranos obstinados de orgullo y autosuficiencia. No estaba preparado para la cirugía de "corazón" que Él realizó.

Bueno, aquí está el reto: Comience con un ayuno desde el amanecer hasta la puesta del sol para buscar a Dios de una manera nueva y orar. Comparta con los demás lo que aprende acerca de Dios y de sí mismo.

Archives

Follow Crosswalk.com