Crosswalk.com aims to offer the most compelling biblically-based content to Christians on their walk with Jesus. Crosswalk.com is your online destination for all areas of Christian Living – faith, family, fun, and community. Each category is further divided into areas important to you and your Christian faith including Bible study, daily devotions, marriage, parenting, movie reviews, music, news, and more.

Intersection of Life and Faith

<< Devocional para Parejas

Ministrando la pureza - Devocional para Parejas - La semana del 23 de Enero

  • 2017 Jan 23
  • COMMENTS


 

Ministrando la pureza
por Bárbara Rainey

Bebe el agua de tu misma cisterna, y los raudales de tu propio pozo.

Proverbios 5:15

¿Te llama la atención que las advertencias sobre la tentación sexual en Proverbios estén dirigidas a los hombres? Proverbios 7, por ejemplo, describe al joven necio que es seducido por deambular demasiado cerca de la puerta de una ramera astuta.

Aunque las mujeres ciertamente no son inmunes a ser tentadas en esta área, encuentro notable que las Escrituras casi exclusivamente den ejemplos de hombres cayendo en este pecado:

•          Judá durmiendo con su nuera, pensando que era una prostituta (véase Génesis 38)

•          David y Betsabé (véase 2 Samuel 11)

•          Sansón y Dalila (véase Jueces 16)

Una esposa debe entender que los hombres son el blanco principal de la tentación sexual. Una de las maneras más fáciles para que este pecado tome raíz en la vida de un hombre es cuando sus necesidades sexuales permanecen insatisfechas en el matrimonio. En el mundo del hombre, hay muchas voces que lo tientan a satisfacer sus necesidades por medio de actividades pervertidas e ilícitas. Los falsos placeres invitan desde cada rincón en la calle, desde todos los revisteros y desde cada conexión al internet.

Dado que la mayoría de nosotros malinterpretamos en gran manera la perspectiva de Dios respecto del matrimonio, es inmensa la probabilidad de que el hombre y la mujer se pierdan el uno del otro. Una esposa fácilmente puede malinterpretar las necesidades y el interés sexual de su esposo como una debilidad o, peor que eso, como una exigencia egoísta. Y por supuesto, él no siempre escoge el mejor momento para demostrar interés.

Pero nosotras como mujeres tenemos una oportunidad única y potente en el matrimonio— no sólo de reafirmar a nuestros esposos en un área fundamental de su hombría, sino también de ser usadas por Dios para ayudarlo a permanecer puro. La esposa que entiende su habilidad de potenciar a su marido es una mujer que agrada a Dios.

Mantener en mente el panorama de los propósitos de Dios y Sus buenas intenciones ayuda a mantener los desafíos momentáneos del matrimonio en una perspectiva apropiada.


Archives

Follow Crosswalk.com