Crosswalk.com aims to offer the most compelling biblically-based content to Christians on their walk with Jesus. Crosswalk.com is your online destination for all areas of Christian Living – faith, family, fun, and community. Each category is further divided into areas important to you and your Christian faith including Bible study, daily devotions, marriage, parenting, movie reviews, music, news, and more.

Intersection of Life and Faith

<< Devocional para Parejas

Devocional para Parejas - La semana del 26 de Agosto

  • 2013 Aug 26
  • COMMENTS

El Peor Día del Año

Me gozaré en el Dios de mi salvación. Habacuc 3:18

Si usted se despertó sintiéndose especialmente desganado esta mañana, está en buena compañía. El 24 de enero es ahora, oficialmente, "el día más deprimente del año".

Esas son las conclusiones del Dr. Cliff Arnall, un psicólogo Inglés especializado en trastornos estacionales con Cardiff University en Gales. Su fórmula para analizar tales cosas incluye siete variables - el clima, la deuda personal, el salario mensual e incluso la cantidad de tiempo transcurrido desde Navidad, entre otras cosas - que determinan los sentimientos de felicidad en las personas.

Él calcula que el 24 de enero es cuando las facturas de las tarjetas de crédito comienzan a rodar, recordándonos cómo nos dejamos llevar de nuevo con nuestros gastos de fiestas. A esta altura, muchas de nuestras resoluciones de año nuevo se han quedado en el camino, o al menos están siendo comprometidas porque han sido cambiadas.

Quizá él tenga razón. Tal vez usted realmente lo están sintiendo hoy. Pero lo que puede que no entienda el Dr. Arnall es que nuestra alegría y satisfacción no tiene que desaparecer con las nubes sombrías de invierno o la larga espera hasta nuestras próximas vacaciones. Como seguidores de Cristo, el sentido fijo de bienestar y pertenencia puede ser nuestro, sin importar las circunstancias.

Escuche otra vez las palabras de un hombre que supo qué hacer con un tipo de sentimiento como el del 24 de enero: "Aunque la higuera no florezca, ni en las vides haya fruto, aunque falte el producto del olivo, y los labrados no den mantenimiento, y las ovejas sean quitadas de la majada, y no haya vacas en los corrales; con todo, yo me alegraré en Jehová, y me gozaré en el Dios de mi salvación. Jehová el Señor es mi fortaleza" (Habacuc 3:17-19).

Dios está allí con usted cada día del año.

Archives

Follow Crosswalk.com