Crosswalk.com aims to offer the most compelling biblically-based content to Christians on their walk with Jesus. Crosswalk.com is your online destination for all areas of Christian Living – faith, family, fun, and community. Each category is further divided into areas important to you and your Christian faith including Bible study, daily devotions, marriage, parenting, movie reviews, music, news, and more.

Intersection of Life and Faith

<< Devocional para Parejas

Devocional para Parejas - La semana del 29 de Febrero

  • 2016 Feb 29
  • COMMENTS

La Pureza en la Línea

"Cuando falta la profecía, el pueblo se desenfrena, pero el que guarda la Ley es bienaventurado. 29:18"

Un querido amigo, Pat Orton, quien alguna vez trabajó estrechamente conmigo en FamilyLife, me escribió una carta hace varios años para hablarme de una línea que sus padres habían dibujado para ella en la arena cuando era una adolescente.

La línea de la cintura.

Los padres de Pat le dijeron que cada vez que estaba con un chico, el único lugar que se le permitía tocar era su espalda, desde el hombro hasta la cintura. Cualquier otro lugar de su cuerpo estaba totalmente fuera de los límites. Y nunca jamás – nunca - él podía poner su mano sobre su rodilla. Era una manera para que ella supiera –inmediatamente - que si las manos de un chico alguna vez se desviaban de los límites, ¡cuidado! ¡Esto estaba llevando a problemas!

Qué chistoso lo que los límites pueden hacer una vez que se determinan claramente. El cruzarlos todavía es muy posible, por supuesto, pero no sin saber que está rompiendo la confianza. Y para Pat y su enamorado que se convirtió en novio, simplemente esto, claramente definió las expectativas que se mantuvieron en vigor durante su noviazgo de cuatro años.

Solamente la espalda. Hombro hasta la cintura. Nada más… hasta el día de su boda. Mientras se alejaban de la iglesia en camino a su luna de miel, él tiernamente se acercó y puso su mano en la rodilla. "¡He estado esperando cuatro años para hacer esto!", dijo con una sonrisa tan grande que también la hizo sonreír.

¿No es una delicia? ¡Qué pureza! ¡Qué inocencia! Qué testimonio para la alegría, que ayudamos a nuestros hijos a que se preserven a sí mismos cuando ponemos los límites adecuados, hacemos cumplir las restricciones y mantenemos un ojo sobre su obediencia.

Esa es la manera de empezar un matrimonio. Y Mamá y Papá, eso es por lo que ustedes están aquí para ayudar a que pase.

Archives

Follow Crosswalk.com